Condado de Palm Beach reabre sus playas desde este lunes
Las playas de Palm Beach amanecieron abiertas este lunes, después que el pasado viernes los comisionados del condado votaran para permitir que los balnearios se volvieran a abrir sin restricciones desde esta semana.
Palm Beach

Las playas de Palm Beach amanecieron abiertas este lunes, después que el pasado viernes los comisionados del condado votaran para permitir que los balnearios se volvieran a abrir sin restricciones desde esta semana.

Sin embargo, cada municipio todavía tiene el poder de imponer sus propias normas. Ese es el caso de Riviera Beach, donde los líderes de la ciudad continuarán haciendo cumplir una orden de emergencia y mantendrán las playas cerradas, a pesar de la bendición del condado, informó el canal local 12 News.

El condado de Palm Beach se sumó la pasada semana al plan de reapertura del estado, después que fuera excluido junto a Miami-Dade y Broward, el mayor foco de coronavirus en la Florida.

La reapertura de las playas en Palm Beach también coincidió con los primeros pasos de Miami-Dade y Broward hacia la "nueva normalidad", aún en medio de la pandemia de coronavirus, cuyo epicentro mundial es Estados Unidos.

Según datos oficiales del estado, ambos condados suman más 21 000 casos de coronavirus y sobrepasan los 800 fallecidos a causa de la enfermedad.

Desde el pasado jueves, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció que Miami-Dade y Broward, los dos condados más afectados por la COVID-19 en el estado, que acumula ya más de 43 mil casos, entrarán en la fase uno de la reapertura económica.

DeSantis dijo que se trata de un "paso pequeño pero importante" para ambos condados que en lo que se refiere al coronavirus han enfrentado "desafíos" mayores y diferentes a los de otras zonas de Florida, debido a su intensa actividad turística.

 

El gobernador mencionó la afluencia de cruceros y aviones con personas de otras partes del país y del mundo, así como la celebración del Superbowl, la final de fútbol americano, en febrero pasado como motivos por lo que la situación es peor aquí que en los otros condados de Florida.

La fase uno significa que la mayoría de los negocios no esenciales y oficinas podrán abrir sus puertas el lunes siguiendo unos protocolos de seguridad especiales emanados de las recomendaciones de los expertos en salud.

Por ejemplo, según reportes de Telemundo 51 podrán reabrir restaurantes, tiendas minoristas, museos y bibliotecas al cuarto de su capacidad y ya en la segunda fase aumenta la capacidad a 50%, y se agregan gimnasios y otros negocios no esenciales.

En ninguno de los dos condados podrán abrir bares, spas, gimnasios (con excepción de Fort Lauderdale que aprobó reabrirlos a 25% de su capacidad), cines, playas, piscinas, ni tiendas de tatuajes y masajes.

Tanto en Miami-Dade como Broward, las playas se mantendrán cerradas hasta nuevo aviso.