Aumentan los niveles de bacterias alrededor de la Bahía de Biscayne

Esta situación puede provocar una muerte masivas de peces si no se soluciona a tiempo, afirma un experto.
Muerte masiva de peces en bahía de Miami
 

Reproduce este artículo

Los niveles de bacterias aumentaron alrededor de la Bahía de Biscayne, situada en la costa atlántica del sur de Florida, a medida que las inundaciones producidas por el huracán Eta comienzan a bajar, informó un medio local.

El profesor de biología y ecología marina en la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad de Miami, Dr. Larry Brand, explicó que esto sucede “cuando hay mucha agua subterránea y de lluvia, arroja mucho material a la Bahía de Biscayne”.

El material al que se está refiriendo son desechos de tanques sépticos en un viejo sistema de alcantarillado, que con la lluvia, estos sistemas se sobrecargan y se filtra el material.

Esas fugas salen a la bahía, dijo Larry Brand, y Morningside Park fue solo uno de los lugares con elevados niveles de bacterias. En Jose Marti Park, Brickell Bay Drive, Kennedy Park, Mariner Drive y Rosenstiel School también reportan niveles más altos.

Los nutrientes asociados con estos desechos pueden provocar la proliferación de algas y eso puede generar problemas para los peces y la vida silvestre en la bahía.

Se han observado grandes esteras de algas que pueden consumir oxígeno a medida que se descomponen, lo que produce que no haya suficiente oxígeno para los peces y otras especies marinas, provocando su muerte, aseguró Brand.

Advirtió, además, de los peligros que esto puede generar a los residentes, por lo que recomienda permanecer fuera del agua. “No conviene meterse en el agua, especialmente si tiene cortes en las piernas o los pies”, dijo Brand.

Brand agregó que tan pronto como se desarrollara el problema, hay resolverse. “Vamos a conseguir que se sequen bastante pronto y este problema desaparecerá rápidamente”.

Si bien se aclarará a corto plazo, aún dejará preguntas e inquietudes a largo plazo.

“El agua es uno de los principales atractivos de Miami y por eso la gente viene aquí. Deberíamos cuidar nuestro medio ambiente acuático ”, dijo Philip Chapman, que estaba en Morningside Park con su hija.

MASIVA MUERTE DE PECES

El pasado 18 de agosto, autoridades medioambientales de Florida confirmaron una muerte masiva de peces en la Bahía Biscayne de Miami, debido a un bajo nivel de oxígeno disuelto en el agua, mientras una ONG pidió retirar la materia orgánica descompuesta para evitar una mayor contaminación.

“Las condiciones de bajo oxígeno disuelto pueden ser causadas por una serie de factores (…) como las altas temperaturas estacionales del agua”, concluyó el informe de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC, por sus siglas en inglés), citado por el canal 4 local de CBS.

Los científicos de FWC relacionan entre los factores “la escorrentía y la renovación de las aguas del fondo pobres en oxígeno después de lluvias recientes y fuertes”, comunes de los meses de verano.

“Los contaminantes de especial preocupación incluyen fertilizantes, efluentes sépticos, derrames de aguas residuales, desechos de mascotas y otras fuentes de nutrientes”, anotó la ONG en un comunicado.