¿Qué es la enfermedad de Raynaud?

La enfermedad de Raynaud es una afección en la que se restringe el flujo de sangre a los dedos de las manos, los pies, las orejas o la nariz. Sigue leyendo.
Enfermedad de Raynaud
 

Reproduce este artículo

La enfermedad de Raynaud, también conocida como fenómeno de Raynaud o síndrome de Raynaud, es un trastorno poco frecuente de los vasos sanguíneos que causa que algunas zonas del cuerpo se sientan dormidas y frías en respuesta a temperaturas frías o al estrés.

Las arterias pequeñas que irrigan la piel se estrechan, limitando la circulación de la sangre a las zonas afectadas (vasoespasmo), esto ocurre la mayoría de las veces en los dedos de los pies y de las manos. Esta enfermedad generalmente no incapacita a la persona pero puede afectar la calidad de vida. 

Tipos de enfermedad de Raynaud

Enfermedad de Raynaud primaria: es más común y afecta a personas que no tienen una afección médica secundaria.

Fenómeno o síndrome de Raynaud secundario: es el resultado de un problema médico subyacente, provocado por otras afecciones como artritis, congelación o enfermedad autoinmune. Es menos común y tiende a ser más grave.

Síntomas

Los signos y síntomas de la enfermedad de Raynaud son:

  • Dedos de las manos y de los pies fríos
  • Cambios en el color de la piel en respuesta al frío o al estrés
  • Entumecimiento, sensación de hormigueo o ardor al calentarse o aliviar el estrés

Cuando las temperaturas bajan, los vasos sanguíneos de los dedos de las manos o de los pies se contraen. Esta contracción provoca hipoxia, o falta de oxígeno, a los tejidos afectados. Los dedos de las manos y los pies se sentirán fríos al tacto y posiblemente adormecidos.

A menudo, el área afectada se volverá blanca y luego se volverá azul. Una vez que el área se calienta y el flujo sanguíneo regresa, una sensación de hormigueo puede acompañar a un enrojecimiento y, posiblemente, hinchazón. También puede haber una sensación dolorosa y punzante.

El síndrome de Raynaud puede afectar otras zonas como la nariz, los labios y las orejas; un episodio suele durar unos 15 minutos, incluido el tiempo que tarda el cuerpo en normalizarse.

Causas

No se ha determinado con exactitud qué causa el Raynaud, pero se sabe que una hiperactivación del sistema nervioso simpático causa un estrechamiento extremo de los vasos sanguíneos, conocido como vasoconstricción, y puede suceder cuando la persona entra en contacto con el frío

Algunas personas experimentan síntomas cuando se enfrentan al estrés, incluso sin un descenso de temperatura asociado.

Las causas de la enfermedad de Raynaud secundaria incluyen:

  • Enfermedades de las arterias 
  • Enfermedades del tejido conectivo
  • Movimientos repetitivos o con vibración, como tocar la guitarra o usar un martillo neumático
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Algunos medicamentos como betabloqueantes o algunos medicamentos de quimioterapia
  • Exposición a ciertas sustancias, como fumar
  • Lesiones como una muñeca rota o una cirugía local
  • Afecciones autoinmunes como lupus, esclerodermia, artritis reumatoide o síndrome de Sjogren

Tratamientos

No existe una cura para la enfermedad de Raynaud, pero existen formas de controlar los síntomas. Para las formas leves de la enfermedad de Raynaud, puede ser útil cubrirse la piel expuesta antes de salir de casa. Si ocurre un ataque, remojar las partes afectadas en agua tibia, puede aliviar los síntomas y evitar que empeoren. Si se trata del estrés, se debe aprender a manejarlo. 

Para casos moderados a severos, puede ser necesaria la medicación, como:

  • Bloqueadores alfa-1: pueden contrarrestar el efecto de la norepinefrina, que contrae los vasos sanguíneos. 
  • Bloqueadores de los canales de calcio de dihidropiridina: relajan los vasos sanguíneos más pequeños de las manos y los pies. 
  • Pomada tópica de nitroglicerina: aplicada en el área afectada parece aliviar los síntomas al mejorar el flujo sanguíneo y el gasto cardíaco y disminuir la presión arterial.
  • Vasodilatadores: dilatan las venas y alivian los síntomas.

Para casos más graves, se sugieren procedimientos más invasivos como:

  • Cirugía de nervios (simpatectomía): pequeñas incisiones y separar los nervios de los vasos sanguíneos para disminuir la frecuencia o severidad de los ataques.
  • Inyecciones químicas: la inyección de ciertos productos químicos que impiden que las fibras nerviosas simpáticas lleven a cabo la vasoconstricción puede ser eficaz. Sin embargo, el efecto desaparecerá y será necesario repetir el tratamiento.

Estilo de vida con Raynaud

Las personas propensas a la enfermedad de Raynaud pueden tomar medidas para evitar algunos desencadenantes, para ello se recomienda: 

  1. Envolver y mantener la casa caliente cuando las temperaturas son frías
  2. Evitar el estrés emocional
  3. Hacer ejercicio para promover un estilo de vida saludable y reducir el estrés
  4. Evitar medicamentos y sustancias que desencadenan los síntomas
  5. Limitar el consumo de cafeína y alcohol
  6. No fumar
  7. Hacer seguimiento con un médico

Complicaciones

La enfermedad de Raynaud normalmente no pone en peligro la vida, pero pueden ocurrir complicaciones. Los sabañones ocurren cuando hay un problema con la circulación sanguínea, y el de Raynaud es una posible causa. La piel se pone roja, inflamada y con comezón, y puede sentirse caliente, ardorosa y sensible. Por lo general, los sabañones se resuelven en 1 a 2 semanas, pero pueden reaparecer. Mantener las extremidades calientes puede ayudar a prevenirlas. Si las manos y los pies se enfrían, caliéntelos lentamente, ya que demasiado calor puede causar más daño.

Si los síntomas empeoran y el suministro de sangre se reduce sustancialmente durante un tiempo prolongado, los dedos de las manos y los pies pueden deformarse. Si se corta completamente el oxígeno del área, se pueden desarrollar úlceras cutáneas y tejido gangrenoso. Ambas complicaciones son difíciles de tratar. Eventualmente pueden requerir una amputación.

Vasoespasmos

Si tiene vasoespasmos, es importante que se mantenga caliente. Para ayudar a sobrellevar un ataque, puede:

  • Cúbrase las manos o los pies con calcetines o guantes.
  • Salga del frío y del viento y recaliente todo su cuerpo.
  • Pase sus manos o pies bajo agua tibia (no caliente).
  • Masajee sus extremidades.

Mantener la calma puede ayudar a reducir la gravedad de su ataque, trate de permanecer lo más relajado y libre de estrés posible. Puede ser útil alejarse físicamente de situaciones estresantes. Concentrarse en su respiración también puede ayudarlo a calmarse.