Madre cubana responsabiliza al régimen de lo que pueda pasarle a su familia
Una madre cubana culpa al régimen de lo que pueda pasarle a sus hijos por las malas condiciones de su vivienda en Villa Clara. En Cuba casi 29 mil madres están desamparadas por la dictadura y el número sigue creciendo
Madre cubana responsabiliza al régimen de lo que pueda pasarle a su familia
 

Reproduce este artículo


Una madre cubana, residente en Placetas, Villa Clara, responsabilizó al régimen cubano  de lo que pueda sucederle a su familia por las malas condiciones de su vivienda.

Una publicación en el grupo público Todos Somos Placetas evidencia la denuncia de Demis Valdés Sarduy, madre de dos niños que presentan cuadros de alergia severos. Esta cubana también es activista del grupo opositor Movimiento Cubano Reflexión, que radica en el centro de la Isla.

Las filtraciones en el techo de la vivienda, precisamente en temporada lluviosa, son el principal problema para esta madre que solo intenta proteger la vida y la salud de sus hijos.

“Me llamo Demis Valdés Sarduy pertenezco al M.C.R vivo en placetas. Mi casa radica en carretera central /2y3 del oeste más exacto en el hotel Placetas…denuncio al gobierno y el partido de Placetas por lo que le pueda ocurrir a cualquier miembro de mi familia, les recuerdo que son 2 niños menores de edad y con cuadros severos alérgico. La más pequeña espera al lunes próximo por un somatón, miren como en las fotos se ve el techo: se desprende el repello y la filtración es en gran parte del piso y a ningún comunista le importa. Por eso los estoy haciendo responsable a todos los organismos y directores q tengan que ver con estos problemas que me están ocurriendo”, expone el post.

Los ejemplos de casos de esta índole donde las madres se sienten desamparadas por el régimen, abundan en Cuba. En el mes de julio otra villaclareña denunció el desamparo al que la obliga el régimen en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Yanisleidy Bermúdez Pérez tuvo que dormir con sus tres hijos a la intemperie por no tener una vivienda. Esta cubana expresó a Cubanet que las autoridades hacen caso omiso de sus problemas: “Por años he ido al Partido Comunista de Cuba, a la Asamblea Municipal y he contactado con trabajadores sociales. Pero nada, no ha habido nada para mí”.


Debido a la carestía en la que sobrevive, esta joven no puede alimentar apropiadamente a sus hijos y asegura que acuden a la escuela con los zapatos y las mochilas rotas.

En septiembre pasado se contabilizó que cerca de 29 mil madres cubanas presentaban problemas de vivienda. El régimen cubano sostiene que una de sus prioridades es mejorar el fondo habitacional del país y la protección de niños y mujeres, sin embargo, estas cifras alarman porque la dictadura no ha podido ayudar a estas madres en materia constructiva.

Los datos manejados por la prensa oficial afirman que dentro de tres o cinco años esta problemática puede resolverse, aunque la larga data de promesas incumplidas del gobierno cubano deja a muchos con la incertidumbre. Es este un periodo de tiempo excesivamente largo para quienes están prácticamente durmiendo en las calles y ven a sus hijos desprotegidos por el Estado.