¿Qué es el TOC: Trastorno obsesivo-compulsivo?

El trastorno obsesivo-compulsivo es una afección de salud mental que involucra obsesiones y compulsiones.
¿Qué es el TOC: Trastorno obsesivo-compulsivo?
 

Reproduce este artículo

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es una condición crónica de salud mental caracterizada por pensamientos angustiantes, intrusivos, obsesivos y actos físicos o mentales repetitivos y compulsivos. Las personas a menudo verifican dos veces para asegurarse de las cosas o realizan rituales o hábitos simples que los hacen sentir más seguros.

Sin embargo, va más allá de verificar dos veces algo o practicar algún ritual. Una persona diagnosticada con TOC se siente obligada a realizar ciertos rituales repetidamente, incluso si no quiere, e incluso si complica su vida innecesariamente. Estas personas se caracterizan por pensamientos repetitivos no deseados (obsesiones) e impulsos excesivos e irracionales de realizar determinadas acciones (compulsiones).

Tipos de TOC

El TOC puede afectar a diferentes personas de diferentes maneras, y puede involucrar :

Preocupación por la comprobación: sentir la necesidad de buscar problemas repetidamente. Esto puede incluir:

  1. Revisar grifos, alarmas, cerraduras de puertas, luces de la casa y electrodomésticos para evitar fugas, daños o incendios

  2. Revisar su cuerpo en busca de signos de enfermedad

  3. Comprobar repetidamente la comunicación, como los correos electrónicos, por temor a haber cometido un error u ofender al destinatario

Miedos a la contaminación: sentir una necesidad continua y abrumadora de lavarse las manos. Pueden temer que los objetos que tocan estén contaminados. Esto puede llevar a:

  1. Cepillado excesivo de dientes o lavado de manos

  2. Limpiar repetidamente el baño, la cocina y otras habitaciones

  3. Evitar multitudes por miedo a contraer gérmenes

Acaparamiento: sentirse incapaz de deshacerse de las posesiones usadas o inútiles.

Pensamientos intrusivos: sentirse incapaz de prevenir pensamientos repetitivos no deseados. Estos pueden involucrar violencia, incluido el suicidio o dañar a otros.

Simetría y orden: sentir que necesita colocar los objetos en un orden determinado para evitar molestias o daños.

Síntomas del TOC

El TOC implica obsesiones, compulsiones o ambas. Estos pueden causar angustia e interferir con la capacidad de la persona para realizar actividades de rutina.

  • Obsesiones

Son los pensamientos obsesivos o impulsos perturbadores que ocurren repetidamente. Las personas con TOC pueden intentar ignorarlas o suprimirlas, pero pueden tener miedo de que de alguna manera sus pensamientos sean ciertos. Estas obsesiones pueden incluir:

  1. Miedo a los gérmenes o la contaminación

  2. Miedo a perder o extraviar algo

  3. Preocupación por el daño que pueda sufrir la misma persona con TOC o los demás

  4. Pensamientos prohibidos no deseados relacionados con el sexo o la religión

  5. Pensamientos agresivos hacia él mismo o hacia los demás

  6. Necesitar que las cosas estén alineadas exactamente o dispuestas de una manera particular y precisa

  • Compulsiones

Son los actos repetitivos que alivian temporalmente el estrés y la ansiedad provocados por una obsesión. A menudo, las personas que tienen compulsiones creen que estos rituales evitarán que suceda algo malo. Algunas compulsiones comunes incluyen:

  1. Limpieza excesiva y / o lavado de manos

  2. Comprobación repetida de cosas, como si la puerta está cerrada con llave o si el horno está apagado

  3. Conteo compulsivo

  4. Ordenar y organizar las cosas de una manera particular y precisa

Algunas personas con TOC tienen síndrome de Tourette, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastorno depresivo mayor, desorden de ansiedad social, trastornos de la alimentación u otro trastorno de tic (espasmos, movimientos o sonidos repentinos repetidamente). 

Causas del TOC

No se conoce la causa exacta del TOC, pero existen varias teorías que pueden contribuir factores genéticos, neurológicos, conductuales, cognitivos y ambientales.

Causas genéticas: puede ser hereditario, lo que sugiere un posible vínculo genético. 

Causas autoinmunes relacionadas: los síntomas del TOC aparecen en los niños después de una infección, como:

  1. Infecciones por estreptococos del grupo A

  2. Enfermedad de Lyme

  3. Virus de la gripe H1N1

Causas conductuales: una persona con TOC aprende a evitar el miedo asociado con ciertas situaciones u objetos mediante la realización de rituales para reducir el riesgo percibido.

Causas cognitivas: el TOC comienza cuando las personas malinterpretan sus propios pensamientos. La mayoría de las personas tienen pensamientos molestos o intrusivos a veces, pero para las personas con TOC, la importancia de estos pensamientos se vuelve más intensa o extrema.

Causas ambientales: Los acontecimientos vitales estresantes pueden desencadenar un TOC en personas con predisposición, genética o de otro tipo. Los síntomas pueden aparecer dentros de los 6 meses posteriores a eventos como:

  1. Parto

  2. Complicaciones durante el embarazo o el parto

  3. Un conflicto severo

  4. Una enfermedad grave

  5. Una lesión cerebral traumática

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del TOC incluyen:

  • Un padre, hermano o hijo con TOC
  • Diferencias físicas en ciertas partes de su cerebro.
  • Depresión, ansiedad o tics
  • Experiencia con trauma
  • Un historial de abuso físico o sexual cuando era niño

A veces, un niño puede tener TOC después de una infección estreptocócica. Esto se llama trastornos neuropsiquiátricos autoinmunes pediátricos asociados con infecciones estreptocócicas.

TOC en niños

Los primeros signos del TOC suelen aparecer en la adolescencia, pero a veces surgen en la niñez. Las complicaciones incluyen: 

  • Baja autoestima

  • Rutinas interrumpidas

  • Dificultad para completar el trabajo escolar

  • Enfermedad física, debido al estrés

  • Problemas para formar o mantener amistades y otras relaciones

Tratamientos 

  • Medicamentos

Los antidepresivos se recetan para ayudar a disminuir los síntomas del TOC. Un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) es un antidepresivo que se usa para reducir los comportamientos obsesivos y compulsiones.

  • Terapia

La psicoterapia puede ayudar a brindar herramientas que permitan cambios en los patrones de pensamiento y comportamiento. La terapia cognitivo-conductual (TCC) y la terapia de exposición y respuesta son tipos de terapia de conversación que son efectivas para muchas personas.

La prevención de exposición y respuesta (ERP) tiene como objetivo permitir que una persona con TOC lidie con la ansiedad asociada con los pensamientos obsesivos de otras maneras, en lugar de participar en el comportamiento compulsivo.

  • Psicoterapia

La terapia cognitivo- conductual puede ayudar a cambiar sus patrones de pensamiento. En una forma llamada prevención de exposición y respuesta, su médico lo pondrá en una situación diseñada para crear ansiedad o desencadenar compulsiones. Aprenderá a disminuir y luego detener sus pensamientos o acciones de TOC.

  • Relajación

Cosas simples como la meditación , el yoga y los masajes pueden ayudar con los síntomas estresantes del TOC.

  • Neuromodulación

En casos raros, cuando la terapia y la medicación no marcan una diferencia suficiente, su médico puede hablar con usted sobre dispositivos que cambian la actividad eléctrica en un área determinada de su cerebro. Un tipo, la estimulación magnética transcraneal, está aprobada por la FDA para el tratamiento del TOC. Utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas. Un procedimiento más complicado, la estimulación cerebral profunda, utiliza electrodos que se implantan en su cabeza.

  • TMS (estimulación magnética transcraneal)

La unidad TMS es un dispositivo no invasivo que se sostiene por encima de la cabeza para inducir el campo magnético. Se dirige a una parte específica del cerebro que regula los síntomas del TOC.