Federación de Mujeres Cubanas enseña a federadas a confeccionar nasobucos
Cómo confeccionar nasobucos es lo que enseñan la FMC a algunas personas en el oriente del país. Supuestamente esto ayuda a que la pandemia COVID-19 no se propague.
FMC enseña como confeccionar nasobucos

Producto de la crisis mundial desatada por el coronavirus Covid-19, y la falta de mascarillas sanitarias en Cuba, las producciones de estas se aceleran a lo largo de la geografía nacional.

El diario Venceremos, medio digital del régimen de los Castro en la provincia de Guantánamo, reseñó el pasado 17 de marzo, cómo la estatal Federación de Mujeres Cubanas (FMC) involucra a sus afiliadas en la producción de nasobucos como parte de las estrategias de la dictadura para hacer frente en la isla a la presencia del COVID-19.

El medio digital escribió que "la confección hogareña de nasobucos para prevenir el nuevo coronavirus, es de las acciones emprendidas por la Federación de Mujeres Cubanas en Guantánamo como efectiva contribución al enfrentamiento y prevención de la pandemia".

Para llevar a cabo esta acción la FMC realizó un taller en coordinación con especialistas de la textilera Confecciones Ambar, durante el cual mostraron a secretarias de zonas y bloques de esa organización, cómo confeccionar la mascarilla, a partir de un diseño que tiene como particularidad tres capas de tela, conjunto que busca brindar una mayor protector ante infecciones respiratorias, y de manera especian, ante el virus de Wuhan.

Arletty Espinosa Campos, técnica en calidad de la textilera Confecciones Ambar, explicó que "el nasobuco puede confeccionarse en casa con tejidos de algodón preferentemente, el cual permite lavado y planchado, y en consecuencia su reutilización".

Acciones similares a esta han sido noticias en la isla a raíz de que las autoridades del régimen dieran a conocer los primeros casos afectados por el COVID-19.

El día 13 marzo el periódico Trabajadores, perteneciente a la estatal Central de Trabajadores de Cuba, se refirió al altruismo de Cruz María González, una santiaguera que desde días anteriores a esa fecha, se encuentra en disposición de confeccionar de forma gratuita nasobucos para todo aquel que lo necesite en ese territorio.

Para difundir su interés en contribuir al combate de la nueva pandemia, Cruz María González se comunicó con la emisora santiaguera Radio Revolución para ofrecer su número de teléfono, 22625961, y dirección particular, calle Reloj #201, con el objetivo de estar disponible para todo el que necesite acceder, gratuitamente, a los nasobucos que ella misma confecciona y distribuye.

Resulta controversial que hasta la fecha el régimen de los Castro aún no haya adquirido en el mercado exterior, a falta de una producción nacional, al menos una dotación mínima de nasobucos para distribuir o venderle a la población.