10 razones para no levantar el embargo económico a Cuba

Cada vez que escucho a alguien mencionar la palabra bloqueo, lo primero que hago es reaccionar enseguida y dejar claro que el bloqueo no existe.
Joe Biden
 

Reproduce este artículo

Cada vez que escucho a alguien mencionar la palabra bloqueo, lo primero que hago es reaccionar enseguida y dejar claro que el bloqueo no existe. Cuba no tiene un bloqueo impuesto. No rodea a la isla un muro de 10 metros por encima del nivel del mar, al menos yo nunca lo he visto cuando voy a la playa.

Sí tenemos un embargo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos. Un embargo que no se le impuso al pueblo cubano, sino al régimen mafioso y militar que se adueñó de Cuba y de todos los bienes dentro de ella desde 1959, sin importar el reclamo de los verdaderos dueños.

Lo curioso de esto es que el joven dramaturgo Yunior García Aguilera lo sabe. 

El embargo fue impuesto como medida preventiva contra la escalada de nacionalizaciones que hizo Fidel Castro en 1960, generando pérdidas de mil millones de dólares a los estadounidenses. Luego dicho embargo se fue fortaleciendo siempre y cuando los ciudadanos norteamericanos, no fuera recompensados por este robo cometido por la revolución cubana.

Así que yo salto, porque no me gusta que hablen por mí, a menos que yo decida que alguien lo haga. Porque el muro imaginario de 10 metros sobre el nivel del mar, rodeando la isla, quien lo levantó fue el régimen cubano desde el mismo instante que triunfó su revolución.

Por eso no tiene sentido que el tema del embargo sea el primero en cualquier agenda, venga de donde venga. Sabe García Aguilera, y lo menciono porque al parecer él quiere que se levante el embargo estando la dictadura en el poder, que el embargo tuvo su punto álgido luego de ser aprobada la ley Helms-Burton.

Esta legislación fue aprobada como medida por el derribo de dos avionetas civiles y el asesinato de sus cuatro tripulantes. Tres de ellos ciudadanos estadounidenses.

El embargo no fue impuesto a Cuba porque le ganamos un partido de beisbol y eso les cayó mal y nos sancionaron, no.

Fue impuesto porque previó algo que en el pasar de los años fuimos viendo con nuestros propios ojos, y eso, señores, es el terror impuesto por la dictadura cubana durante más de 60 años.

Terror perverso y cruel con el que nos han mantenido bajo la doctrina comunista cercenando nuestros derechos humanos y nuestras libertades individuales. 

El embargo económico, comercial y financiero será levantado cuando Cuba sea un país libre y democrático, donde tengamos pluripartidismo, separación de poderes, elecciones libres y respeto a los derechos humanos. Por eso cuando me levanté, escribí un hilo en Twitter explicando lo que sucedería si dicho embargo fuera levantado ahora mismo. Aquí se los dejo:

  1. Sí los EEUU levantan el Embargo ahora mismo. Acá dentro nos morimos todos. Adiós oposición. Eso lo que haría es empoderar de verdad al régimen. ¿Sí ahora logran mantener la maquinaria represiva con economía de guerra, que pasaría si le abren la tubería?
  2. Pues se fortalece el aparato represivo. Significa motos nuevas, patrullas nuevas, más Internet, más personal para movilizarse, mayor vigilancia física y vigilancia digital. Se triplica el ejército de cibercombatientes. Más armamentos antimotines. Más chivatos en las calles.
  3. La economía no va a mejorar. Ya Alejandro Gil, el ministro de Economía, lo dijo, queremos volver a lo que teníamos antes, que ya era precario, pero mejor que ahora. O sea, volveríamos a la economía del 2018 en la que los quioscos estaban llenos, pero solo con lo necesario, para de contar. Seguiremos jodidos.
  4. Y sí bien la economía no levanta para nosotros, sí lo hará para ellos. Significa más hoteles, más confort, más lujos, más experiencias de glamour, más eventos internacionales en suelo cubano, muchos festivales San Remo, y desfiles de moda que solo sirven para engañar a las Naciones Unidas, porque nosotros no veremos nada de eso.
  5. Significa mayor turismo sí, y la leche en polvo estará garantizada, pero sólo hasta los 7 años, como hasta ahora. Y las colas se acabarán porque habrá productos, pero serán el alcance a los productos que teníamos entre el 2016 y 2018, para de contar. Seguiremos siendo pobres.
  6. Entonces, sí Cuba comienza a tener 7 millones de turistas al año, y se estabiliza la economía. El régimen dirá estamos bien, y no lo estamos, pero para ellos sí. Y van a proteger eso a como de lugar, y viene el incremento exponencial de la represión. Pero con maldad.
  7. La represión aumentaría porque el régimen es una mafia y no van a permitir a ningún revoltoso que les joda el negocio, ni que les exija derechos, porque ellos no van a entregar ni su dinero ni el poder. No van a permitir que nadie les ague la fiesta, como bien dicen.
  8. Con el fin del embargo viene algo peor aún, y es la exportación del Comunismo. ¿Sí en estos 60 años la dictadura cubana, con todas sus limitaciones ha logrado meter sus tentáculos por toda Latinoamerica, que sucedería, sí comienza a tener acceso a los bancos mundiales?
  9. Quitar el embargo no sólo oxigena a Cuba, sino a Venezuela, Nicaragua, Bolivia. También fortalece un frente común con Rusia y China. De paso fortalece nexos con las otras dictaduras del mundo como la de Bielorrusia que aún sobreviven. Serían Los no alineados 2.0.
  10. Lo más triste de todo, es que el régimen volverá a tener el verdadero poder para destruir cada foco de insurrección, y a la sociedad civil cubana no nos va a permitir ningún derecho. Ni uno. Porque el embargo, no tiene nada que ver con la dictadura comunista que nos oprime. Despierten cubanos.
     
Escrito por Ariel Maceo Téllez