Trabajadores del campo denuncian bajos salarios y que "son tan poco valorados"

Con la llamada Tarea Ordenamiento, los trabajadores del campo han comenzado a quejarse de sus salarios, pero también de manera general dicen que son poco valorados
Trabajadores del campo denuncian bajos salarios y que "son tan poco valorados"
 

Reproduce este artículo

Luego de que comenzara a implementarse la llamada Tarea Ordenamiento han trascendido a la prensa estatal las denuncias de trabajadores del campo referentes a sus bajos salarios y a que "son tan poco valorados", a pesar de que sus labores son fundamentales para el desarrollo económico del país.

Una de estas denuncias es la que en carta dirigida a la redacción del periódico oficialista Juventud Rebelde, realiza Jorge Reyes Ochoa.

En su columna Acuse de Recibo el Juventud Rebelde, refiere que Jorge Reyes Ochoa, residente de calle Libertad No. 23, Marcané, Cueto, provincia de Holguín, "escribe para que alguien le dé una explicación lógica de un problema que acongoja a todos los trabajadores que cobran a destajo en la UEB Atención a Productores Agropecuarios Loynaz Hechavarría".

"Sabemos que para cobrar un buen salario tenemos que cumplir con el plan de producción, afirma, pero… si no se cumple el plan por problemas ajenos al colectivo de trabajo, ¿por qué no se me puede pagar mi salario básico? ¿Cómo se supone que pueda costear mis gastos básicos con 684 pesos si solo en el comedor se depositan al mes entre 300 y 450 pesos, sin contar la electricidad, el agua y la canasta del mes?", pregunta Jorge Reyes.

Señala que su situación es compartida por el resto de los integrantes de los tres pelotones de la UEB, y refiere que muchas veces trabajan la mitad del mes, y hasta menos, porque la entidad se queda sin combustible o fertilizantes, o por roturas en los equipos, "que no está en nuestras manos resolver por el déficit de piezas para los tractores e implementos".

Agrega que los directivos explicaron que "como no había llegado la tasa nueva de salarios, se nos pagó el mes de enero por la tasa vieja. Pero… ¿no comenzó en enero el nuevo ordenamiento? Y, ¿por qué se nos paga a nosotros por la tasa antigua y al personal de oficina por la nueva, si supuestamente no había llegado aún a la empresa?".

Asimismo dice estar "muy de acuerdo en que no se nos pague si es por ineficiencia nuestra, pero no por motivos totalmente ajenos al colectivo. Y en la misma situación, o peor, están los pelotones cañeros de nueva tecnología de la empresa".

En su carta Jorge pide que se les esclarezca, a él y a sus compañeros, por qué si ellos, que son los que están trabajando directamente en el campo, "los que tienen la obligación de producir más y mejor por ellos, por la empresa y por el país", son tan poco valorados.