Activista Thais Franco denuncia vigilancia constante del régimen

La activista Thais Mailén Franco denunció este 25 de septiembre que la Seguridad del Estado le asignó un vigilante desde su salida de prisión el 21 de septiembre.
Thais Mailen vigilada por la seguridad
 

Reproduce este artículo

La activista Thais Mailén Franco denunció este 25 de septiembre, en su cuenta privada de Facebook, que la Seguridad del Estado le asignó un vigilante desde su salida de prisión el pasado 21 de septiembre.

Franco compartió imágenes de un agente vestido de civil que tras la larga jornada de vigilancia ya no sabía ni cómo pararse.

“Bajo vigilancia desde el día que salí de prisión. Que tontos son, pobrecitos, es que yo doy una guerra tremenda. Primero agachado y luego parado”, escribió Franco en la publicación.

La activista fue liberada bajo una medida cautelar de reclusión domiciliaria y está a la espera de sentencia.

“Agradezco a todas las personas que se preocuparon por mí y mi familia durante estos 5 meses de prisión”, expresó Franco, quien permanecía en prisión desde abril, luego de participar en una manifestación en la calle Obispo de La Habana.

“Somos muchos los que estamos en prisión. Ahora se suman los presos del 11 de julio a los que ya estaban encarcelados”, agregó Franco, quien dijo sentirse feliz por volver a la compañía de sus hijos y familia.

La joven fue arrestada el 30 de abril cuando se manifestaba en solidaridad con el artista opositor Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI), quien se encontraba en huelga de hambre en protesta por el decomiso de sus obras por la policía.

Ante la resistencia de las fuerzas policiales a dejarles acceder hasta la sede del MSI, se sentaron e realizaron un acto de desobediencia cívica y pacífica, en un parque de las calles Obispo y Aguacate, y soportaron la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

Franco está siendo procesada por los supuestos delitos de “desorden público” y “resistencia”.

Fue detenida previamente por la policía política el 8 de abril mientras caminaba por la calle Obispo, junto a la reportera independiente Iliana Hernández. También en esa ocasión les rompieron sus teléfonos.

Junto a Franco, fueron arrestados ese día los periodistas Mary Karla Ares y Esteban Rodríguez (colaborador de ADN Cuba), el estudiante Leonardo Romero Negrín y los activistas Nancy Vera Hernández, Yuisan Cancio Vera e Inti Soto Romero.

El 22 de septiembre trascendió la excarcelación de Yuisan Cancio Vera, otro de los manifestantes en la calle Obispo.

La noticia de la liberación de Cancio Vera fue confirmada a ADN Cuba por la periodista independiente Mary Karla Ares, quien conversó vía telefónica con él.

Cancio Vera estará en libertad hasta que la Fiscalía determine si va a juicio por la manifestación del 30 de abril, confirmó Ares.

Cancio Vera y su madre Nancy Vera Hernández, vinculados a la iniciativa La Cola de la Libertad, fueron detenidos por manifestarse pacíficamente en la calle Obispo junto a otros activistas y periodistas.

Por problemas de salud, Vera Hernández fue liberada el 5 de mayo, pero su hijo permaneció preso y trasladado en junio al Combinado de la Construcción “Augusto César Sandino”, en la provincia Pinar del Río.

De ese grupo permanecen aún presos el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez, el activista Luis Ángel Cuba Alfonso y el teólogo Inti Soto Romero.