Senador Marco Rubio: “Quien prohíbe hacer negocios con Estados Unidos es el gobierno de Cuba"
Rubio le dijo que “el pueblo se está dando cuenta que ni las leyes de Estados Unidos ni las políticas del presidente Trump prohíben hacer intercambios comerciales o negocios con un cubano, cuyo negocio no sea parte de los militares”.  
Marco Rubio en el show de Carlucho
 

El comediante y comunicador cubano Carlucho tuvo como invitado en su show en Univista TV al senador cubanoamericano Marco Rubio,  y el tema de Cuba fue el centro de la entrevista.

Refiriéndose a la situación actual por la que atraviesa Cuba, donde la gente está cada vez más descontenta y lo expresa públicamente, después de la decisión del gobierno de abrir tiendas en las que sólo se puede comprar con dólares, cuando al pueblo le pagan en pesos cubanos sin valor real, Carlucho le preguntó a Rubio si creía que esto podría provocar estallidos sociales. Rubio le dijo que “el pueblo se está dando cuenta que ni las leyes de Estados Unidos ni las políticas del presidente Trump prohíben hacer intercambios comerciales o negocios con un cubano, cuyo negocio no sea parte de los militares”. 

Aunque el senador no se quiso arriesgar a hacer ningún tipo de vaticinio sobre revueltas populares, sí dejó entrever en sus palabras quién es el responsable del desastre económico que vive la isla, al afirmar que “el régimen trata de mantener el control, políticamente, a través del gobierno y el partido, y económicamente, mediante compañías que están controladas por familiares de Raúl Castro. Ellos permiten pequeños negocios, pero no permiten hacer negocios al nivel que deberían, si lo hicieran, esos negocios podrían hacer negocios en Estados Unidos y con compañías norteamericanas”

Luego, en un mensaje que parecía dirigido directamente a los cubanos emprendedores, desmintió la propaganda del castrismo, que siempre culpa a Estados Unidos, y más recientemente a Trump, de sus carencias: “Quien prohíbe hacer negocios con Estados Unidos es el gobierno de Cuba, y el cubano se está dando cuenta. El cubano se ha acostumbrado a resolver problemas, y si le dieran la oportunidad, van a abrir todo tipo de negocios. Pero el gobierno no quiere que el cubano tenga independencia económica, quiere que dependa del gobierno”.

Rubio también explicó que Raúl Castro y quienes le rodean están tratando de crear un sistema que los sobreviva, pero que se les ha puesto difícil, porque el pueblo se ha dado cuenta, de que si se les da la oportunidad pueden salir hacia delante.

El senador destacó que la gente sabe que el embargo de Estados Unidos,  no es el que le impide al cubano mejorar su vida, porque “de ser así las calles estarían llenas de carros japoneses y de Europa, y no lo están. El problema es que el gobierno no permite que exista una economía independiente”.

Finalmente, Carlucho le dijo que le llamó poderosamente la atención, que muchos le reclamaran en las redes sociales, por ser el responsable del cierre de la tienda online Clandestina, y le preguntó si él tuvo algo que ver con eso. Y Rubio fue muy claro: “si esa compañía de la que usted habla, sus dueños no eran militares, su cierre no tiene nada que ver con las medidas que hemos tomado nosotros”.

Su respuesta dejaba las cosas claras: o los dueños de  la tienda Clandestina estaban ligados a los testaferros militares del castrismo, o el gobierno cubano con sus políticas era el culpable del cierre.

Y zanjó toda duda, diciendo: “Hay que entender que la información dentro de Cuba es limitada, y la única manera de la que te permiten tener algún negocio, es si abogas por la posición y las acciones que el gobierno pide. Yo estoy cien por ciento a favor de que un cubano, en un gobierno independiente, tenga un negocio y pueda avanzar”.

La entrevista terminó entre risas, cuando Carlucho le preguntó si era cierto que el Servicio Secreto iba a su oficina a tomar café cubano, a lo que Rubio le dijo que sí, que iban a las 3 y 5 de la tarde, pero que dejaron de hacerlo porque se ponían muy nerviosos.