Payá: Dictadura cubana usa la propaganda para contaminar mentes de jóvenes

Además, la activista considera que el gobierno de La Habana no solo afecta a millones de cubanos sino a otros pueblos de la región, como es el caso de Venezuela
Payá: Dictadura cubana usa la propaganda para contaminar mentes de jóvenes
 

Reproduce este artículo

La coordinadora de Cuba Decide, Rosa María Payá expresó este sábado que el régimen cubano usa la propaganda para contaminar "las mentes y almas de personas jóvenes".

Estas palabras fueron dichas hoy durante un evento virtual organizado por Trump Victory, centrado en apoyar la reelección del mandatario estadounidense.

Además de Payá participaron en la videoconferencia Ernesto Ackerman,  presidente de la Organización Independiente de Venezolanos Estadounidenses (IVAC); Félix Rodríguez, ex agente de la CIA; y Patsy Sánchez, directora de Diversidad e Inclusión y del Programa de Becas Latinas en la Universidad del Sur de Florida.

De acuerdo con la hija del líder opositor Oswaldo Payá (1952-2012), "todos los represores y líderes del Partido Comunista deben irse y es importante que el gobierno estadounidense siga atacando las fuentes de ingreso del régimen".

Además, la activista considera que el gobierno de La Habana no solo afecta a millones de cubanos sino a otros pueblos de la región, como es el caso de Venezuela.

"Este continente ha pagado un alto precio por tolerar por 60 años al régimen de Castro. Es tiempo de luchar contra eso", añadió.

Por su parte, el venezolano Ernesto Ackerman consideró que el 3 de noviembre el pueblo estadounidense solo tiene dos opciones: mantenerse en capitalismo o convertirse al socialismo, en referencia a un eventual triunfo de Joe Biden, el candidato presidencial demócrata.

"Obama le dio todo al régimen de Cuba sin nada a cambio", lamentó Ackerman.

Asimismo, el activista señaló que la representante Karen Bass, una de las posibles aspirantes a la vicepresidencia junto a Biden, "es una comunista declarada".

Bass levantó polémica al decir en 2016 que la muerte de Fidel Castro había sido "una gran pérdida para el pueblo de Cuba".

Hace una semana, la política tuvo que retractarse insistiendo en que ella no sabía que Castro era despreciado por su propia gente, aunque defendió su viajes anteriores a Cuba y algunos comentarios positivos que hizo después de la muerte del dictador. 

"No sé cuál otras señales necesitamos para saber que lo que digo es verdad. En noviembre decidiremos qué es lo que realmente queremos. Están tratando de decirnos que su socialismo es democrático: es muy difícil de creer porque son conceptos muy diferentes. Necesitamos votar por el presidente Trump", concluyó Ackerman.