Castrismo reconoce que un paquete de leche cuesta más de 300 pesos en "mercado informal"

En las calles cubanas los precios se han disparado luego de enero del 2021. Al castrismo no le ha quedado más remedio que reconocer la inflación que vive el país con la implementación de la “Tarea Ordenamiento”, pero continúa culpando a los revendedores.
Castrismo reconoce que un paquete de leche cuesta más de 300 pesos en "mercado informal"
 

Reproduce este artículo

En las calles cubanas los precios se han disparado luego de enero del 2021. Al castrismo no le ha quedado más remedio que reconocer la inflación que vive el país con la implementación de la “Tarea Ordenamiento”, pero continúa culpando a los revendedores.

Un paquete de leche puede costar más de 300 pesos y una botella de ron 500, así lo asevera un texto publicado por el oficialista Trabajadores dedicado a los revendedores de mercancía, figuras altamente criticadas y perseguidas por el régimen, pero que acercan los productos, a altos precios, a quienes no tienen divisas para comprar en las tiendas en Moneda Libremente Convertible creadas por el gobierno.

“Es difícil encontrar la calle en que una o más personas, mujeres, hombres, jóvenes o viejos, no se dediquen a la reventa de los más disímiles productos, léase ron, cigarros, aceite, espaguetis, pollo, detergente, medicinas y otros tantos, con una altísima variedad y un más alto precio aún”, señala.

El autor subraya estas actividades como ilegales y dice que son “un ejemplo más que elocuente de desidia, de dejar hacer”. Al descuido indica que la situación se debe a las fallas estatales, pero no ahonda en las causas reales ni en las circunstancias que hacen a los cubanos vivir del modo en que lo hacen para sobrevivir a la crisis.

En 2021 los precios de los principales productos se han sobregirado en el mercado negro, que es más accesible para muchos que la red de tiendas estatales donde solo se encuentra lo necesario en dólares, el cual ya sobrepasa los 55 pesos cubanos.

Crece inflación en Cuba

El reconocido economista Pedro Monreal, compartió en su cuenta de Twitter datos sobre el 1er trimestre de la economía cubana que fueron contemplados en un informe publicado por The Economist Intelligence Unit (EIU) en abril.

Según refiere Monreal, esta institución de análisis “pronostica una débil recuperación en 2021, con crecimiento de 2,7% y una inflación anual de 399,6% o de 505,6%, dependiendo de cómo se mida”.

“El pronóstico de crecimiento de 2,7% del PIB de Cuba en 2021 es considerablemente menor que el estimado oficial ubicado en el rango de 6 a 7%. La muy elevada inflación de 2021 se reduciría después, pero todavía tendría un nivel muy alto de 32,3% en 2022”, acotó el Doctor en Economía por la Universidad de La Habana.

En otro hilo del tuit, el prestigioso profesor, añadió para el estimado de crecimiento entre 2020 y 2025 en Cuba, The Economist Intelligence Unit “parece asumir que sería sostenible un incremento del déficit de cuenta corriente (CC), o sea, importar cada vez más que lo que se exporta”. “El déficit aumentaría de 0,9% en 2020 a 6,2% en 2025. Es un supuesto problemático”, precisó.

Monreal, dijo además, que “el informe sobre el 1er trimestre de la economía cubana publicado por EIU proyecta una reducción de las reservas internacionales de divisas, asumiendo que se incrementaría el costo del servicio de la deuda reprogramada”.

“El informe publicado por The Economist Intelligence Unit (EIU) es balanceado en su componente económico y seguramente controversial en su dimensión política. Hay varios supuestos económicos que son discutibles. Como todo pronóstico, debe tomarse con cautela”, concluyó.

El usuario en Twitter identificado como Alejandro (@alefuente201), preguntó a Monreal: “¿Basado en que datos se hace este análisis? ¿Son de fuentes oficiales o son estimados?”.

Por su parte, el economista cubano, detalló que “se utilizan datos oficiales publicados”. “También hacen 'estimados' para indicadores sobre los cuales las cifras oficiales no se han hecho públicas, y hacen 'pronósticos' respecto al año corriente y venideros. Tienen acceso a fuentes no cubanas y enuncian los supuestos que usan”, agregó.