Eurodiputado arremete contra Díaz-Canel por situación en Colombia

El eurodiputado y periodista Hermann Tertsch arremetió contra el presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien asegura que el régimen cubano no interfirió en la situación que vive Colombia.
 Hermann Tertsch y Miguel Díaz-Canel.
 

Reproduce este artículo

El eurodiputado y periodista Hermann Tertsch arremetió contra el presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien asegura que el régimen cubano no interfirió en la situación que vive Colombia.

Tertsch se posicionó ante un tuit del también primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) que decía: 

“El compromiso de #Cuba con la paz de #Colombia está más que demostrado y así seguirá siendo. Cualquier intento por vincularnos con la situación que vive hoy ese país, se estrella contra esa verdad incuestionable. #SomosContinuidad”.

La respuesta de Tertsch podría basarse en la larga data de injerencias en la región por parte de Cuba y la influencia del castrismo en los levantamientos armados latinoamericanos desde que Castro llegara al poder. 

“El kapo del régimen comunista anfitrión, cobrador, jefe y organizador de todas las operaciones criminales terroristas y narcocomunistas en el continente americano desde hace medio siglo dice que no tiene nada que ver con la revuelta dirigida por su peleles FARC, ELN, Maduro, etc”, escribió el europarlamentario por VOX.

Acusan a Cuba y Venezuela de injerencia en Colombia

Por otra parte, el residente de la Cámara de relaciones internaciones del Congreso colombiano y miembro del partido oficialista, Juan David Vélez, denunció recientemente una supuesta injerencia de los regímenes de Cuba y Venezuela en las protestas contra el mandatario Iván Duque.

Mediante un video publicado en Twitter, el político dijo que hay 'serios indicios' de que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los regímenes cubano y venezolano están infiltrados en las manifestaciones populares.

"Han querido aprovechar la protesta con fines criminales", agregó Vélez este viernes.

El miembro del partido de Duque reconoció que "ha habido incidentes de exceso de uso de la fuerza" por parte de policías y militares de ese país, pero que están bajo investigación.

De acuerdo con el congresista, "el señalamiento a nuestros soldados y policías es tan equivocado como la atribución de acciones violentas a los miles de ciudadanos que se han manifestado de manera pacífica: ninguno contribuye al fortalecimiento de nuestra democracia".

Por último hizo un llamado a la comunidad internacional para acompañar las investigaciones sobre violaciones de derechos humanos, pero "sin caer en el error de condenar a las instituciones colombianas".

Desde finales de abril, miles de personas salieron a las calles de Colombia contra una reforma tributaria presentada por el presidente Duque, donde incluía un aumento del IVA, del impuesto funerario, los servicios básicos y la renta. 

Ayer 16 de mayo, El Tiempo reportaba varias cifras de muertos en medio de las protestas colombianas, lo que no permite esclarecer las estadísticas exactas.

El mencionado medio de prensa relataba que “la Defensoría del Pueblo lanzó una alerta que tuvo eco a nivel nacional e internacional y que señalaba que 41 civiles y un uniformado habían perdido la vida durante las más de dos semanas de protesta que ha vivido el país”.

A su vez la Fiscalía de esa nación afirmaba que eran 33 muertes y solo 14 de ellas estaban relacionadas con las protestas.

Organizaciones sin fines de lucro como Temblores e Indepaz aseguraban que eran 47 las personas fallecidas en este contexto de revuelta popular. 

Cuba alertó, en febrero último, al gobierno de Colombia de un posible ataque del Ejercito de Liberación Nacional (ELN).

El mes anterior, un informe realizado por agencias de Estado colombianas denunció injerencia de Cuba en la nación sudamericana de cara a los comicios presidenciales de 2022, en los cuales el régimen de La Habana querría que la izquierda obtuviese la victoria.