“Tarea Ordenamiento” también afecta a jubilados de Fuerzas Armadas

La “Tarea Ordenamiento” puesta en marcha por el régimen cubano para llevar a cabo la eliminación del CUC, también ha terminado a afectando a los retirados de las fuerzas militares del castrismo
Jubilado de Fuerzas Armadas, Cuba. Foto: Getty Images
 

Reproduce este artículo

La “Tarea Ordenamiento” puesta en marcha por el régimen cubano para llevar a cabo la eliminación del peso cubano convertible (CUC), también ha terminado a afectando a los retirados de las fuerzas militares del castrismo.

“Desearía que de alguna forma se dé una explicación a las personas o se oriente a las entidades que tienen ver con el restablecimiento de las chequeras o tarjetas magnéticas de los retirados de las FAR [Fuerzas Armadas Revolucionarias] específicamente para este año 2021”, expresó un cubano identificado como Emilio HD, en los comentarios a una publicación del sitio oficial del programa de propaganda Mesa Redonda. 

Explica que hasta este lunes “todavía no la han podido sacar porque no están en los lugares donde habitualmente la recogen y no se ha dado una explicación clara a esta situación”.

“Cuando le dicen que vaya a este banco o el otro le dicen que su chequera no llegó y que eso no es problema del banco”.
Emilio especificó: “[En la provincia Villa Clara] están pasando dos cosas [,] que no está la chequera y en otros casos no se le puso el aumento de los 1000.00 pesos que se adelantaron”.

Tales desórdenes que perjudican a los cubanos, porque el régimen nunca se equivoca en contra de sus arcas, también alcanzaron a una embarazada que es víctima del sinsentido armado por el régimen.

“Mi prima en Cienfuegos tiene fecha de parto para finales del mes. Debe acogerse a su licencia de maternidad, pero en el Ministerio del Trabajo de esa provincia sólo le ofrecen una licencia de maternidad de 500 pesos 'porque no saben calcularla con las nuevas tarifas'”, denunció en Twitter la periodista Glenda Boza Ibarra.

“Como es lógico a ella no le interesa una licencia de maternidad de 500 CUP [equivalente a unos 20 dólares]. Tampoco es que podría hacer mucho con ese dinero, mucho menos recién parida”, continuó la reportera del medio independiente El Toque.
“Mi prima ha pagado su seguro social religiosamente y le han informado que es el Instituto Nacional de Asistencia Social quien debe asumir su licencia”, continúa Boza.

La periodista emplazó a las instituciones del régimen: “Con más de 32 semanas y una barriga enorme todavía anda caminando de un lado a otro a la espera de alguien 'que pueda calcular', según la tarea ordenamiento, cuánto sería hoy su licencia de maternidad. ¿Quién le responde?”

Aunque la dictadura insiste que es “socialista”, que bajo su dominio “nadie quedará desamparado”, y que no aplica con su Tarea ordenamiento un “paquetazo neoliberal”, lo cierto es que las nuevas medidas económicas son duros golpes a los bolsillos y el poco bienestar de los sectores más vulnerables de la sociedad.