Se cumple un mes del 11J: Periodistas y activistas sitiados

Cuando se cumple un mes de las protestas populares del 11 de julio, varios periodistas y activistas amanecen sitiados
Cuando se cumple un mes de las protestas populares del 11 de julio, varios periodistas y activistas amanecen sitiados
 

Reproduce este artículo

Este 11 de agosto se cumple un mes de las protestas populares iniciadas en julio en Cuba y a manera de 'celebración' de la fecha, el régimen mantiene sitiados en sus viviendas a activistas y periodistas.

Uno de los afectados con esta medida represiva es el colaborador de ADN Cuba, Héctor Valdés Cocho.

"Al parecer el día 11 de cada mes se convertirá en fecha de pánico para los que se saben sin verdad. Tanto así que amanezco bajo cerco policial. La orden es no dejar bajo ningún concepto que la "princesa de San Isidro" baje las escaleras", escribió en Facebook.

La patrulla policial que vigila al reportero tiene la matrícula 292, y hay dos policías y un agente de la Seguridad del Estado.
 

 

 

También están con prohibición de salida de su vivienda la periodista María Matienzo y la activista, Kirenia Yalit Nuñez.

Además, artistas como Tania Bruguera, Camila Lobón, Katherine Bisquet y Carolina Barrero están sitiadas desde hace semanas por la policía política. Igual sucede con la reportera independiente, Iliana Hernández.

"Un mes después de la Rebelión Nacional, la dictadura comunista sigue impidiendo mi libertad de movimiento, un mínimo de cinco personas por turnos de 12 horas velan mi vivienda con total impunidad", comentó Hernández en Twitter.

La periodista Luz Escobar se encuentra con prohibición de salida.

La ONG Cubalex suma en su listado más de 800 detenidos y desaparecidos durante las protestas que comenzaron en la Isla este 11 de julio. Hasta este 11 de agosto, hay 809 personas en la lista, pero el número crece constantemente.

Según el último corte, están aun 173 personas en proceso de verificación; 373 detenidos; 10 desaparecidos; y 253 han sido liberados.

Ese día, miles de cubanos salieron a las calles para expresar su descontento con el gobierno de Miguel Díaz-Canel. La protesta popular comenzó en el poblado San Antonio de los Baños, en la provincia Artemisa; y se extendió por decenas de ciudades.