Régimen multa y amenaza a guantanamero miembro de Archipiélago

Leinier Cruz Salfrán, quien fuera citado por el Ministerio de Comunicaciones ayer 22 de octubre, fue multado y secuestrado por la Seguridad del Estado para amenazarlo.
Leinier Cruz Salfrán
 

Reproduce este artículo

Leinier Cruz Salfrán, quien fuera citado por el Ministerio de Comunicaciones ayer 22 de octubre, fue multado por valor de tres mil pesos y secuestrado por la Seguridad del Estado en Guantánamo para amenazarlo.

Cruz Salfrán difundió un audio con su experiencia de la entrevista y el posterior “encuentro” con la policía política que decomisó su teléfono y aún no se lo devuelve.

El guantanamero, miembro del grupo Archipiélago, fue entrevistado por un inspector del Ministerio de Comunicaciones (Mincom) y Ricardo Lao Estrada, especialista de la Oficina Territorial de Control del Ministerio de las Comunicaciones en Guantánamo.

Allí le informaron que varios videos suyos, publicados específicamente en Facebook, contravienen lo regulado por el Decreto-Ley 35, que controla el uso de las redes sociales y el ciberespacio por parte de los cubanos residentes en la isla.

“Fui citado porque mis publicaciones en redes violan el Decreto-Ley 35 y el 370”, acotó Cruz Salfrán.

Según las autoridades, Cruz Salfrán incumple con los incisos e) y f) del Artículo 15 de dicha legislación. 

Entre los deberes establecidos para los usuarios de las telecomunicaciones en Cuba figura el inciso e) que establece que los usuarios deben “impedir que los servicios de telecomunicaciones/TIC se utilicen para atentar contra la Seguridad y el Orden Interior del país, transmitir informes o noticias falsas, o en acciones dirigidas a ocasionar afectaciones o perjuicios a terceros y como medio para cometer actos ilícitos”.

A su vez el f) dice que no se debe “usar el servicio para realizar acciones o transmitir información ofensiva o lesiva a la dignidad humana; de contenidos sexuales, discriminatorios; que genere acoso; que afecte la intimidad personal y familiar o la propia imagen y voz; la identidad, integridad y el honor de la persona; la seguridad colectiva, el bienestar general, la moralidad pública y el respeto al orden público”.

“Por consecuencia se me aplicó el Decreto-Ley 370, artículo 68, inciso i)” comentó. Este inciso considera como una violación la difusión “a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas”.

Al salir de la Oficina Territorial de Control del Mincom en esa provincia del oriente cubano, Cruz Salfrán fue detenido por el agente de la Seguridad del Estado conocido como Sergio. 

“Me pide que lo acompañe, me monta en un Lada y me pide el teléfono” dijo. En el trayecto, tres personas más abordaron el vehículo y Cruz Salfrán fue encapuchado y trasladado a un sitio desconocido.

“Sostuve una conversación con Sergio y otra persona, no voy a profundizar en ese tema. Hubo amenazas. A la hora me sacan encapuchado y me dejan cerca de mi casa. Solicité mi teléfono y no me lo quisieron dar, la respuesta fue «Se lo vamos a dar luego»” contó el joven.

Al final de su relato, Cruz Salfrán mencionó que lo ocurrido con su persona y otros es un “trato cruel e inhumano, ningún cubano merece este trato que estamos recibiendo. Ellos tienen todo el poder y ese poder lleva responsabilidad; y lo están llevando de forma incorrecta, el día 15 nos vamos a ver”.

Con anterioridad Cruz Salfrán hizo pública la citación del Mincom y expresó que constituía parte del acoso a la ciudadanía que no apoyaba al gobierno.

En enero de 2015 Cruz Salfrán fue detenido por el régimen cubano y acusado de actividad ilícita. Era uno de los jóvenes que compartía internet forma inalámbrica con otros usuarios en las inmediaciones de los hoteles que tenían este servicio.