Protestan en Villa Clara por arresto injustificado de músico contestatario

La protesta por la que fue arrestado Didier Almagro ocurrió el 4 de agosto, cuando un grupo de activistas denunciaron un apagón de seis horas en el municipio Placetas, provincia Villa Clara
 

Reproduce este artículo

La Academia Julio Machado realizó este martes 11 de agosto, un ayuno y oración por la libertad inmediata del músico opositor Didier Almagro, más conocido como Nacho, quien se encuentra encarcelado desde la noche del 4 de agosto en Santa Clara.

Según el Directorio Democrático Cubano, está encerrado en la UPOC —un centro policial—. Fue arrestado mientras participaba en una protesta de toque de cazuelas en la ciudad de Placetas, ambas ciudades localizadas en la provincia Villa Clara.

La Academia Julio Machado respondió a la preocupación de familiares y otros activistas y convocó al ayuno, como forma de solidarizarse con Almagro. Entre otras organizaciones, participaron el Movimiento Damas de Blanco, el Movimiento Orlando Zapata Tamayo y el Partido Demócrata Cristiano.

Otros miembros de la Academia también fueron puestos en prisión junto a Almagro, pero fueron liberados. Todos están pendientes de juicio bajo la acusación de “desorden público”. Las razones por las que el músico permanece encarcelado son desconocidas.

"Hago un llamado al mundo entero para que conozcan la situación de mi hijo, al que tienen incomunicado", declaró su mamá, la señora Maidelin Toledo, en un vídeo divulgado el jueves pasado en Twitter.

El joven de 23 años incursiona en la música urbana y es conocido como Nacho Resistencia. Desde Placetas quiere cantar a la libertad y contra la dictadura, escribió en su cuenta de Twitter el disidente Jorge Luis García Pérez (Antúnez), quien ha estado en contacto con la familia y los opositores de la Academia Julio Machado.

 


La protesta por la que fue arrestado ocurrió el 4 de agosto, cuando un grupo de activistas de la Academia denunciaron un apagón de seis horas en el municipio, que afectó a mujeres, ancianos y niños. Según el Directorio Democrático Cubano, todos fueron conducidos a la UPOC.

Durante el allanamiento de sus casas, un día después, la Seguridad del Estado y la policía incautaron varios equipos pertenecientes a la Academia. En el caso de Arianna López Roque le llevaron la impresora, la computadora, el teléfono, toda la ropa y los calderos. A los demás activistas les incautaron el teléfono, ropas y cazuelas.