Prensa oficial pide aplausos para la Policía, pero calla sobre la presunta violación de dos niñas
Este domingo la prensa oficial cubana pidió aplausos para la Policía pero no mencionó la presunta violación de dos niñas en el barrio habanero de Indalla a manos de dos agentes de la PNR.
Policía Nacional Revolucionaria de Cuba
 

Reproduce este artículo

Este domingo la prensa oficial cubana, específicamente los diarios Juventud Rebelde y Guerrillero, pidió aplausos para la Policía de Pinar del Río, por su labor para evitar el avance de la COVID-19 en la Isla. Sin embargo, ninguno de los dos medios mencionó la presunta violación de dos niñas en el barrio habanero de Indalla, en Marianao, a manos de dos agentes del Ministerio del Interior (MININT).

"Para ellos no existe descanso ni aislamiento. Su labor, tan vital en la sociedad, no les permite quedarse en casa con sus familias. Y es que su misión, ahora más que nunca, es estar donde sea necesario, velando por la salud, la seguridad y el bienestar de los ciudadanos", publicó la prensa oficial.

"Como miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, se mantienen en la primera línea de prevención contra el nuevo coronavirus. Ahora, el verdadero combate consiste en garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias en mercados y tiendas de divisa, centros a los que diariamente acude un gran número de personas en busca de provisiones", prosigue la nota publicada este domingo.

"La mayoría del pueblo agradece la presencia de estos hombres y mujeres que con valor y responsabilidad cumplen con su deber, y en estos días se ven mucho más patrullando de noche por los barrios, organizando colas, ayudando a quienes lo necesitan, cerciorándose de que todos están bien".

Sin embargo, en ningún medio de la prensa oficial cubana aparece ni siquiera una referencia a los hechos denunciados este fin de semana en la comunidad de Indalla, que involucran a dos agentes de la PNR como responsables de la presunta violación de dos menores de edad.

Por su parte, familiares y vecinos de las dos adolescentes que habrían sido abusadas reaccionaron con indignación el pasado jueves, tras conocer los hechos, informó el medio independiente CubaNet.

Una de las víctimas refirió que ambas fueron interceptadas por agentes de la Policía en la calle y fueron conducidas en el auto policial hasta una zona alejada y oscura, donde habrían sido abusadas sexualmente, a pesar de su resistencia.

 

Tras la violación, las dos adolescentes fueron abandonadas en las cercanías del estadio del Palmar, en Marianao.

Elvira Pelegrín Laborde, madre de una de las dos víctimas, dijo a CubaNet que acudió a una estación de policías a presentar la denuncia apenas conoció los hechos.

La prensa estatal en la Isla no publica casi en absoluto delitos contra niños y adolescentes, especialmente los de naturaleza sexual. Los escasos eventos que han trascendido se deben a la presión de la sociedad civil ―como el caso de la niña santiaguera de ocho años de edad― y al papel de la prensa independiente.

No obstante, los últimos hechos, que involucran a las dos adolescentes de Marianao han provocado especial repulsión por involucrar como victimarios a dos agentes de la Policía, mientras la prensa oficial llama a aplaudir a los miembros del MININT.