Salazar critica cabildeos para beneficiar al régimen cubano
La congresista de origen cubano criticó el cabildeo del demócrata James McGovern ante el presidente Joe Biden para beneficiar al régimen de Cuba y aseguró que ella siempre abogará por la libertad y la democracia en la isla
Salazar critica cabildeos para beneficiar al régimen cubano
 

Reproduce este artículo

La congresista estadounidense de origen cubano María Elvira Salazar criticó el cabildeo del demócrata James McGovern ante el presidente Joe Biden para beneficiar al régimen de Cuba y aseguró que ella siempre abogará por la libertad y la democracia en la isla.

“La dictadura Castrista ya está cabildeando para conseguir concesiones. Como su Congresista, siempre abogaré por la libertad y la democracia. ¡Y nuestra comunidad está para hacerle FRENTE a cualquier intento de beneficiar al régimen asesino de Cuba!”, escribió la republicana en su perfil de Twitter, donde compartió las declaraciones que dio a América TeVé sobre la iniciativa del congresista demócrata.

Representante en la Cámara Baja del estado de Massachusetts, McGovern pidió a Biden que inicie un nuevo deshielo con La Habana. En una carta enviada al mandatario el 19 de enero y que llegó a la redacción de ADN Cuba este viernes, el político solicitó revertir todas las políticas y sanciones impuestas por Trump contra la isla, entre ellas la inclusión de la mayor de las Antillas en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Para McGovern, Biden debería darlo todo como muestra de confianza, sin pedir nada a cambio en un primer momento, como hizo Obama, y completar el personal de la embajada estadounidense en La Habana. 

A su juicio, Washington carece del personal diplomático necesario —en calidad y cantidad— para conducir el intercambio con el régimen en el campo de acción, un factor a resolver antes de comenzar a dar pasos más importantes.

El demócrata también solicitó separar la política hacia Cuba de la que sigue el gobierno con Venezuela y de las presiones de la comunidad latina en Florida, lo que, supone, mejorará la imagen del Partido en el que él y el presidente militan entre los votantes latinos, de cara a nuevas elecciones.

Es necesario reanudar los viajes, intercambios académicos y el comercio entre los dos países, consideró el político en su carta; esto podría generar confianza entre los dos gobiernos.

Por último, McGovern sugirió eliminar el veto a la compraventa de alimentos y medicinas —no lo dijo abiertamente, pero podría haberse referido al acceso de Cuba a la vacuna contra la COVID-19— y reactivar los grupos de trabajo conjunto sobre temas como drogas, control de fronteras, viajes, seguridad regional, entre otros.

En opinión de Salazar, representante por la Florida, la dictadura caribeña y sus simpatizantes en Estados Unidos “quieren volver a esa época donde le van a dar oxígeno económico”.

“Que los turistas americanos vayan y que las compañías vayan e inviertan, para crear un capitalismo de estado, donde entonces dejan al pueblo, al cubano de a pie, fuera del juego”, denunció.

Respecto a la petición de separar el tema Cuba de Venezuela y de la política interna del estado del Sol, la congresista dijo que “es lo mismo que decir que ahora los judíos no pueden influenciar la política hacia Israel”.

“Es una cachetada sin manos hacia nosotros. Soy congresista porque usted voto por mí para que el socialismo no entrara en este país”, aseveró Salazar, impulsora de una iniciativa de ley que condicionaría la remoción de Cuba de la lista de países que promueven y financian el terrorismo a que el régimen cumpla ciertas demandas como liberar a los presos políticos y tomar medidas a favor de la democracia.