Congresista cubanoamericano Albio Sires preocupado por apertura de Biden

“Durante mucho tiempo me he opuesto a las medidas que generarán ingresos para el régimen de Díaz-Canel sin concesiones políticas”, dijo el congresista
Congresista cubanoamericano Albio Sires
 

Reproduce este artículo

El congresista de los Estados Unidos Albio Sires, veterano político demócrata de origen cubano, expresó este martes preocupación por el resultado de algunas de las medidas anunciadas el lunes 16 de mayo por la Administración Biden en un cambio de política hacia Cuba.

“Me desanimó saber que la Administración Biden reducirá las regulaciones sobre viajes grupales a Cuba. Durante mucho tiempo me he opuesto a las medidas que generarán ingresos para el régimen de Díaz-Canel sin concesiones políticas”, expresó Sires en un comunicado.

Sires, líder del Subcomité sobre el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional, señaló que “las libertades fundamentales exigidas por el pueblo cubano durante más de seis décadas no han sido concedidas. Por el contrario, los derechos humanos en Cuba se han deteriorado drásticamente en los últimos diez meses”.

“Antes de que consideremos aliviar las restricciones a los viajes y las operaciones comerciales en Cuba, debemos exigir que el régimen libere a sus presos políticos, cese sus actividades de vigilancia e introduzca reformas que creen un espacio para la libertad de prensa, reunión y expresión, especialmente en línea”, agregó.

Sires también dijo estar preocupado porque “el levantamiento del tope actual [de remesas] beneficie desproporcionadamente al régimen y no al pueblo cubano. La administración debe proceder con cuidado para asegurarse de que no está financiando la violación de los derechos humanos, ya que gran parte de la economía cubana permanece bajo el control del régimen y el ejército”.

El representante demócrata de New Jersey agregó que, a pesar de su “decepción”, se siente “aliviado de ver que el programa de Parole de Reunificación Familiar Cubana ha sido restaurado. Este es un programa fundamental para contrarrestar el trauma intergeneracional que enfrentan las familias cubanas y fortalecer los lazos culturales entre los ciudadanos estadounidenses y cubanos”.

También agradeció al gobierno de Biden que “se haya comprometido a sancionar a la creciente clase de oligarcas cubanos. Continuaré instando a la administración a realizar inversiones significativas para preservar la seguridad y la salud del personal diplomático estadounidense enviado a la región”.

Según el congresista Albio Sires, “no hay objetivo más crítico en la política exterior de Estados Unidos que restaurar y defender los derechos humanos fundamentales cuando están amenazados. El pueblo cubano merece nada menos que nuestro pleno apoyo y máximo esfuerzo en este objetivo”.

La Administración Biden anunció este lunes 16 de mayo nuevas medidas de su política hacia Cuba, que incluyen, entre otras, el aumento del límite de 1000 dólares para el envío de remesas, el restablecimiento de vuelos chárter y regulares a provincias de la isla y el aumento del procesamiento de visas en la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

El Departamento de Estado declaró en un comunicado que estas medidas fueron tomadas para “aumentar el apoyo al pueblo cubano en línea con nuestros intereses de seguridad nacional. El pueblo cubano enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes, y nuestra política continuará enfocándose en empoderar al pueblo cubano para ayudarlo a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico”.

El cambio de política fue recibido con críticas por una parte de la sociedad civil cubana, que acusa al presidente Joe Biden de hacer concesiones al régimen comunista de La Habana en medio de una crisis de derechos humanos con cientos de presos políticos tras las protestas de julio de 2021.