Congresista Díaz-Balart: “Es momento de presionar al régimen, no de ayudarlo”

“Estas no son 'negociaciones de inmigración'. Están utilizando el pretexto de la inmigración para buscar formas de darle concesiones, ayuda, financiamiento al régimen”: Díaz-Balart
Congresista Mario Díaz-Balart. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

Mario Díaz-Balart, congresista de Estados Unidos, criticó este jueves las conversaciones de la Administración Biden con el gobierno comunista de Cuba.

“Es el momento de presionar al régimen, no de ayudar al régimen. #SOSCuba”, afirmó en Twitter el político republicano de la Florida.

Díaz-Balart compartió en la red social un video con declaraciones ofrecidas al periodista Mario J. Pentón. “En primer lugar, estas no son 'negociaciones de inmigración'. Están utilizando el pretexto de la inmigración para buscar formas de darle concesiones, ayuda, financiamiento al régimen de La Habana”, afirmó.

Y aunque sostiene que es “inaceptable” negociar con el castrismo, añadió que “no es una sorpresa, sabíamos que esto venía”.

Díaz-Balart cree que los funcionarios de la Administración Biden “estaban tratando de hacerlo antes, pero entonces el pueblo cubano se echó a las calles” el 11 de julio de 2021.

“Ahora han buscado un pretexto. Hoy, le enviamos una carta al secretario de Estado [Antony Blinken] explicándole que esto es inaceptable, que no estamos confundidos, que no es el momento de darle concesiones al régimen, sino de presionarlo”, agregó.

Sobre algunas críticas a quienes se oponen a las conversaciones, porque supuestamente atentan contra el Programa de Reunificación Familiar, el congresista declaró: “una cosa no tiene que ver con la otra. El gobierno del señor Biden anunció que lo iba a reabrir y comenzar el proceso… No lo ha hecho. Esto es todo 'jarabe de pico', y con la meta de ayudar al régimen. Pienso que es importante reabrir el proceso de la reunificación familiar cubana. Además de eso, yo propuse una legislación para hacerlo permanente y que ningún presidente lo pueda quitar. Pero, hasta ahora, el presidente Biden no lo ha hecho”.

El republicano afirma que en la Casa Blanca “están buscando la forma de darles concesiones [al gobierno cubano], ayuda, y lo vamos a ver. Aquí no hay sorpresas. La que está dirigiendo las conversaciones por la parte de los Estados Unidos es una persona que tiene un historial de ayudar a los intereses del régimen de los Castro. Esa es la triste realidad y no nos vamos a dejar confundir”.

Mario Díaz-Balart se comprometió a “seguir luchando para que el presidente Biden no consolide, ayude y le dé legitimidad al régimen de Castro”.

Este 21 de abril, funcionarios del Departamento de Estado encabezados por la subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Emily Mendrala, se reunieron en Washington D.C. con una delegación del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, presidida por el vicecanciller Carlos Fernández de Cossío.

Según un comunicado del Departamento de Estado, “la delegación de EE. UU. destacó áreas de cooperación exitosa en materia de migración, al tiempo que identificó problemas que han sido obstáculos para cumplir con los objetivos de los Acuerdos” entre ambos países.

La Administración Biden asegura que “permitir una migración segura, legal y ordenada entre Cuba y los Estados Unidos sigue siendo un interés mutuo (…) y es consistente con los intereses de los Estados Unidos de fomentar la reunificación familiar y promover un mayor respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba”.