Díaz-Canel habla con Putin y agradece “apoyo” de Rusia

Ambos mandatarios hablaron sobre “el excelente estado de las relaciones bilaterales y destacaron el carácter histórico” de la relación entre Cuba y Rusia, que data de cuando la extinta Unión Soviética subvencionaba el régimen comunista de Fidel Castro
Díaz Canel y Putin. Foto: AP
 

Reproduce este artículo

El presidente del régimen cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez sostuvo este miércoles 25 de agosto una conversación telefónica con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, y le agradeció el apoyo para luchar contra la pandemia, según medios de prensa oficiales.

Ambos mandatarios, aliados en la política internacional, hablaron sobre “el excelente estado de las relaciones bilaterales y destacaron el carácter histórico” de la relación entre Cuba y Rusia, que data de cuando la extinta Unión Soviética subvencionaba el régimen comunista de Fidel Castro.

El portal oficialista Cubadebate, informó que los presidentes “reafirmaron la voluntad de fortalecer los vínculos económicos, comerciales, financieros y de cooperación entre ambos países”.

Díaz-Canel expresó agradecimiento por el apoyo de la Federación de Rusia “al enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba”.

A finales de julio, Rusia envió insumos sanitarios y alimentos a la isla caribeña para ayudar al régimen a paliar una de las peores crisis sanitarias y sociales de su historia.

El Ministerio de Defensa ruso informó que fueron enviados a Cuba dos aviones de transporte militar An-124 Ruslán, con más de 88 toneladas de ayuda humanitaria entre alimentos, equipo de protección personal y más de un millón de mascarillas. La entrega de la ayuda fue ordenada por el presidente ruso, Vladimir Putin, quien tendió la mano a Díaz-Canel tras las masivas protestas que estallaron el 11 de julio donde miles de cubanos pidieron “libertad” y denunciaron la falta de medicinas y alimentos.

El Kremlin se alineó con el régimen de la isla y achacó las manifestaciones a la supuesta “injerencia externa” y las “acciones destructivas” para la desestabilización de Cuba.

El 12 de agosto llegó a La Habana otro avión militar procedente de Moscú, con 41,5 toneladas de alimentos, según reportó RT. La aeronave militar An-124 del Ministerio de Defensa, llevó “harina, carne enlatada y aceite de girasol”, dijo Anna Kosenkova, consejera de la Embajada de Rusia.

La carga fue recibida en el Aeropuerto Internacional “José Martí”, por el vicepresidente del régimen, Salvador Valdés Mesa, y el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), el general Álvaro López Miera, este último sancionado por Estados Unidos por su responsabilidad en la represión de las protestas del 11J.