Castrismo insinúa que Biden quiere un estallido social en Cuba

Un reciente artículo de una periodista de Al Mayadeen, replicado en blogs y sitios de la Seguridad del Estado, lamenta que Biden no haya dado pasos en favor de la normalización con Cuba y lo acusa de querer un estallido social
Joe Biden
 

Reproduce este artículo

Los medios de propaganda del castrismo continúan en su empeño de hacer ver el activismo y la oposición política como actividades anacrónicas y financiadas desde Estados Unidos, cuyo actual presidente, según insinúa un reciente artículo replicado en uno de los medios de la Seguridad del Estado, le apuesta también a la ocurrencia de un estallido social que allane el camino para el cambio de régimen.

Según el análisis de Wafica Ibrahim, asesora de Al Mayadeen y especialista de América Latina que escribió el artículo publicado en Razones de Cuba y el infausto blog La pupila insomne, el presidente Joe Biden reculó sus promesas de campaña de cambiar las políticas de Donald Trump hacia Cuba y le apuesta también al cambio de régimen mediante la subversión.

“Washington observa con detenimiento la posibilidad de que haya un estallido social en Cuba en medio de las duras limitaciones económicas y financieras; y esa oportunidad de ver caer a la Isla rebelde y digna no quieren dejarla pasar. En definitiva, Obama decidió dar los pocos pasos que dio respecto a Cuba en el último año de su segundo mandato, pero sin arrancar una sola concesión”, escribió la autora, que no pudo esconder a lo largo de las líneas su lamento ante el hecho de que el actual inquilino de la Casa Blanca no haya retomado el camino de la normalización de las relaciones.

“La intención de ‘democratizar’ a Cuba, que no es otra cosa que destruir el proyecto alternativo socialista más hermoso y humano que se haya construido en el mundo, ha sido un anhelo de los halcones demócratas y republicanos, como también lo fue de la administración Obama, de la cual Biden fue su vicepresidente”, agregó Ibrahim, sin poder esconder su sesgo ideológico ni el del medio para el cual trabaja.

La “analista” replicó consignas del oficialismo cubano y sus simpatizantes a nivel mundial, sin dedicar tan siquiera una línea a las muestras fehacientes que hay sobre la situación de crisis que se padece en la isla y las violaciones a los derechos humanos que comete el régimen.

Se limitó a señalar que esas voces que exigen a Cuba concesiones para relajar el embargo y las medidas que obstaculizan la vida diaria de los cubanos asumen una “postura injusta”, pues, desde su perspectiva, “la isla es la agredida”.

Para Ibrahim, así como para los medios castristas que replicaron su artículo, los cubanos reprimidos por la Seguridad del Estado y los que hoy permanecen en huelga de hambre sencillamente no existen o son sólo mercenarios que actúan siguiendo dictados desde Washington y otras esferas de poder opuestas al “paraíso socialista”.

“La guerra económica de Estados Unidos contra Cuba debe cesar por criminal y anacrónica y porque éticamente es insostenible”, concluyó su artículo, que milagrosamente no omitió recientes declaraciones de la vocera de la Casa Blanca mediante las que se informó que entre las prioridades del ejecutivo del demócrata no está un cambio de política hacia el régimen cubano.