Periodista oficialista: La carne de cerdo demorará en regresar
En Ciego de Ávila son necesarias 17 000 toneladas anuales de carne de cerdo, pero las autoridades creen que, con mucho, alcanzarán las 8000 este año
Producción porcina en Cuba
 

La producción de carne de cerdo en Ciego de Ávila, provincia central de Cuba, es un desastre, de acuerdo con la información de los medios oficialistas. Ese panorama no mejorará a corto plazo, aseguró la prensa.

En esa provincia el precio de la libra de carne casi se triplicó: de 16 pesos a 45 entre 2018 y 2020. La producción no alcanza las 17 000 toneladas anuales necesarias para abastecer regularmente el mercado. Ciego de Ávila apenas alcanza las 8000 mensuales e incluso tan pocas parecen una odisea.

Para que la gastronomía estatal y privada, el turismo y la canasta básica estén bien abastecidas, hacen falta entre 800 y 900 toneladas mensuales, pero actualmente sólo se reciben entre 300 y 400, agregó Televisión Avileña.

El propio medio explica que para criar estos animales en grandes cantidades y con el tamaño necesario —90 kilogramos en seis meses—, son necesarios piensos especiales que están en falta. Los productores, por otra parte, no pueden autoabastecerse de semillas y combustible necesario para producir ellos mismos el alimento.

Como la empresa porcina provincial no compra animales por debajo de los 60 kilos, muchos productores los venden en el mercado negro, donde son más caros. Esa es otra razón por la cual hay “desabastecimiento” —que lo hay—, aunque más bien sería que el Estado no puede cumplir con lo estipulado.

Tan grave es el asunto que las autoridades agropecuarias están pidiendo a los productores porcinos que, ante la falta de pienso de ceba, siembren yuca y otros cultivos para la alimentación animal y el aumento de sus producciones. El pienso, clave para la ceba de los animales destinados al consumo, escasea al punto de que sólo se les garantiza a los productores un 39 por ciento de lo demandado. 

Por su parte, en los últimos meses se ha vuelto recurrente que productores de ganado menor a lo largo del país denuncien que el régimen se niega a pagarles.

Uno de estos casos es el de Joel Lázaro Rodríguez, quien es productor porcino hace más de diez años, y se encuentra asociado a la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Justino Arévalo, ubicada en el municipio santiaguero de Mella.

En carta enviada a la redacción del diario estatal Juventud Rebelde, Rodríguez "se cuestiona hasta cuándo lo tendrán esperando por el pago de los animales que entregó en febrero, marzo y abril de este año a la Empresa Porcina Santiago", según una nota publicada en la columna Acuse de Recibo, del mencionado diario.