Padre Castor, víctima de represión el 11J, celebra 20 años de sacerdocio

El padre Castor José Álvarez Devesa cumple 20 años de sacerdocio con una posición crítica al régimen de La Habana, por la que fue golpeado el 11J
El padre Castor José Álvarez Devesa cumple 20 años de sacerdocio con una posición crítica al régimen de La Habana, por la que fue golpeado el 11J
 

Reproduce este artículo

El padre Castor José Álvarez Devesa, de la provincia Camagüey, cumplió este 3 de octubre 20 años de sacerdocio manteniendo una posición crítica con el régimen de La Habana, por la que fue golpeado durante las manifestaciones del 11 de julio anterior.

"Dios es amor. Muchas gracias Jesucristo por llamarme para salvarnos. XX Aniversario de la Ordenación. Paz y esperanza. Dios nos bendiga", escribió el cura en su página de Facebook.

Según publicó el sitio La Gaceta de la Iberosfera Álvarez Devesa, inició estudios de Matemática en la Universidad de Oriente, provincia Santiago de Cuba durante la década de 1990. Sin embargo, por expresarse libremente fue expulsado en el cuarto año de la carrera.

"Nosotros creemos en Dios, que es amor, y Jesucristo -nuestro faro, nuestro fundamento- nos enseña que amar es la clave: amar a Dios sobre todas las cosas, amar al prójimo como a uno mismo. Por eso, amar, en la religión, en la política, en la vida. El que más ama más vive, más fuerza tiene para vivir", expresó el cura Álvarez Devesa en entrevista con la Asociación Católica Mundial para la Comunicación.

Luego de la expulsión de la Universidad de Oriente, el padre Castor José Álvarez Devesa decide comenzar estudios eclesiásticos. Primero comienza en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio, en La Habana y posteriormente iría a Roma.

 En el 2001 se ordenó como sacerdote y regresó a la Isla.

Por su oposición abierta al régimen cubano el padre Castor José Álvarez Devesa ha sido reprimido.

El pasado 11 de julio durante las protestas populares en todo el país, Álvarez Devesa salió las calles de su provincia Camagüey para ofrecer asistencia espiritual a los manifestantes y abogar por la no violencia, pero un simpatizante del gobierno le pegó con un bate en la cabeza.

Fue arrestado ese día y liberado el 12 de julio.

Durante 2021 el padre también firmó cartas junto a otros sacerdotes, dirigidas al gobierno de La Habana, en las que llamaba la atención sobre la crisis y la necesidad de un cambio en la Isla.

En 2018 firmó una misiva dirigida a Raúl Castro en la que pedía elecciones libres en el país: "Urgen elecciones donde podamos decidir no solo nuestro futuro, sino también nuestro presente", declaraba en el texto.

Anteriormente en julio de 201 ofició una misa a la sede del movimiento opositor Damas de Blanco, fundado a raíz de detenciones masivas contra opositores en 2003 y todavía activo.