Camagüey: Liberan tras golpiza a sacerdote que participó en protesta

El padre Castor José Álvarez, de Camagüey, fue liberado tras un violento arresto ocurrido durante las protestas masivas del domingo, que fueron reprimidas por el régimen
Padre Castor, golpeado en protesta en Cuba
 

Reproduce este artículo

El padre Castor José Álvarez, de Camagüey, en el centro de la isla, fue liberado tras un violento arresto durante las protestas masivas del domingo, que fueron reprimidas por el régimen.

“Golpeado y secuestrado por la dictadura cubana durante las protestas del 11 de Julio en Cuba”, escribió el Santuario Nacional de Nuestra Señor de la Caridad (Ermita de Miami) en su página de Facebook.

Este lunes la organización Global Liberty Alliance (GLA) publicó la fotografía del sacerdote tras su liberación y ya seguro en compañía de compañeros de fe. En la imagen se ve al cura con un vendaje en la cabeza, para una herida que sufrió cuando lo reprimieron en la manifestación pacífica.

Una fuente dentro de la Iglesia católica cubana dijo a la GLA que “el padre Castor habría sido golpeado brutalmente, arrastrado por la calle y despojado por matones del régimen en Camagüey”.

En declaraciones tras su excarcelación, el padre Castor denunció que fue a ofrecer asistencia espiritual a los manifestantes y a abogar por la no violencia, pero un castrista le pegó con un bate en la cabeza.

El clérigo, de 49 años, es muy conocido por sus críticas al sistema cubano. En los últimos meses firmó cartas junto a otros sacerdotes, dirigidas al Gobierno, en las que llamaba la atención sobre la crisis y la necesidad de un cambio en la isla.


Castor fue expulsado de los estudios de Matemáticas en la Universidad de Oriente por “problemas políticos”, tras lo cual ingresó en la enseñanza sacerdotal. 

Por otra parte, en 2018 firmó una misiva dirigida a Raúl Castro en la que pedía al general elecciones libres en la isla: “Urgen elecciones donde podamos decidir no solo nuestro futuro, sino también nuestro presente”, declaraba el texto.

Un poco antes, en julio de 2017, ofició una misa a la sede del movimiento opositor Damas de Blanco, fundado a raíz de las detenciones masivas de 2003 y todavía activo.

La Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba hizo llegar una carta a la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en diciembre de 2020 con los nombres de cinco sacerdotes que estaban “en la mirilla” de las autoridades. Uno de ellos era el padre Castor.

Las protestas en la isla comenzaron este domingo en las calles de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, para manifestar su oposición y rechazo al régimen imperante en la isla.

Sin embargo, miles de cubanos salieron a las calles en otras partes de la isla, como Cienfuegos, Camagüey, Santiago de Cuba, Cárdenas, Bauta y Palama Soriano.

Activistas opositores fueron detenidos o están desconectados e incomunicados. Entre estos se cuentan Tania Bruguera, Luis Manuel Otero Alcántara y José Daniel Ferrer.