Opositores cubanos desamparados en Rusia

La Dama de Blanco Danaisy Muñoz y su esposo viajaron a Rusia para escapar del régimen castrista y allí se encuentran desamparados.
La Dama de Blanco Danaisy Muñoz y su esposo
 

Reproduce este artículo

La Dama de Blanco Danaisy Muñoz y su esposo viajaron a Rusia para escapar del régimen castrista y allí se encuentran desamparados.

El ex preso político Ángel Moya pidió ayuda para los activistas en su perfil de Facebook y recalcó que “En más de una ocasión, el matrimonio opositor fue perseguido y detenido en la Habana-Cuba por los represores de la Seguridad del Estado por su activismo en defensa de los DDHH”.

Ambos disidentes son miembros de la organización Delibera, donde milita Lázaro Yuri Valle Roca, periodista apresado por la dictadura.

“Danaisy Muñoz militó en Las Damas de Blanco (premio Sajarov) y junto a su esposo eran activistas de la organización contestataria Delibera y son de los buenos opositores que en la caliente se enfrentaron a los represores de la Seguridad del Estado”, escribió Moya.

En los comentarios de la publicación, Moya esclareció que los opositores estuvieron viviendo en un lugar, pero los dueños del local les informaron que debían rentar esa habitación.

A su vez, la disidente Eralidis Frómeta comentó que “Estos dos guerreros con un Largo historial de lucha y años de enfrentamiento contra la dictadura de Raúl Castro. Desamparados sin ayuda ni apoyo. Son incontables las veces en que sus Vidas corrieron peligro en mano de esta Dictadura. No es justo que ellos después de haber salvado sus vidas por milagro y obras de Dios no tengan protección”.

Otro cubano obligado a salir del país por las presiones de la dictadura es el periodista de CubaNet, Orelvis Cabrera, quien partió con su pareja hacia Rusia, país con libre visado, antes de finalizar el año.

“Tuve que abandonar el país por presiones de la policía política. Todo el tiempo amenazándome a mí y a mi familia con aplicarnos prisión”, dijo el periodista a Radio Televisión Martí.

Cabrera participó en las manifestaciones del 11 de julio en Cárdenas, Matanzas, ciudad donde reside. Estuvo 37 días encarcelado y en agosto fue puesto bajo régimen de prisión domiciliaria y multado por los supuestos delitos de “propagación de epidemia” y “desórdenes públicos”.

“Invalidaron mi título universitario. Uno de los represores que me entrevistó me dijo que todos mis títulos eran falsos y que él me retaba que yo presentara mi título de Comunicación Social que ellos me iban a demostrar que era falso y me acusarían por falsificación de documentos”, afirmó a Radio Martí.

“Me amenazaron con que me iban a acusar por ‘corrupción ideológica de menores’ —agregó— por un video que hice hablando sobre el ferrocarril en Cuba y una menor de edad dio su testimonio; también por ‘usurpación de funciones’ porque no tengo una credencial que me acredita como periodista”.

Cabrera hizo un llamado a organizaciones internacionales y defensores de derechos humanos para recibir ayuda. “Estamos atrapados aquí con una estadía legal de tres meses y viviendo otra dictadura”, declaró.

En el contexto de las manifestaciones del 11J fueron agredidos los periodistas Camila Acosta, Maykel González Vivero, Niober García Fournier, Orelvis Cabrera, Rolando Rodríguez Lobaina, Héctor Luis Valdés Cocho, Pedro Luis Hernández y Alberto Corzo. 

Según la Sociedad Interamericana de Prensa, Cuba es uno de los países con peores índices de respeto a la libertad de expresión y de prensa en América Latina, junto a Nicaragua y Venezuela.