Cuba: Minint pone la ciencia al servicio de la represión
Alega el Minint que poner la ciencia al servicio de la represión solo responde a la búsqueda de soluciones del enfrentamiento a la actividad delictiva y enemiga
Cuba: Minint pone la ciencia al servicio de la represión
 

Reproduce este artículo

Según un artículo publicado este 15 de enero en su sitio web, el Ministerio del Interior de Cuba (Minint) "prioriza la formación profesional y el desarrollo científico de la Institución", lo que se traduce en poner la ciencia al servicio de la represión en Cuba, algo que no es nuevo para el castrismo, y sobradas evidencias hay a lo largo de estos 62 años.

La nota destaca que "las investigaciones científicas e innovaciones que se desarrollan en los órganos, provincias, instituciones docentes y en las Entidades de Ciencia, Tecnología e Innovación, están encaminadas a la búsqueda de soluciones del enfrentamiento a la actividad delictiva y enemiga, en correspondencia con las prioridades establecidas por la Jefatura".

Refiere además, por ejemplo, que en el año 2020, como parte del enfrentamiento a todo lo relacionado con la pandemia de la COVID-19, "también se obtuvieron resultados científicos que tributaron a preservar la Seguridad del Estado y el Orden Interior".

Señala también que esto contribuyó a "la organización de las unidades de enfrentamiento de la Técnica Criminalística, la seguridad de la información diseñada para la Tarea Ordenamiento y la gestión del Cuerpo de Bomberos de Cuba en la actividad de salvamento y rescate ante situaciones de desastres".

Con la administración de Miguel Díaz-Canel, la represión en el país va en aumento, agravado en el marco de la pandemia, parte de lo cual ha sido posible gracias al uso de la ciencia por parte del Minint, como sucedió en el caso de los activista acuartelados en la sede del Movimiento San Isidro en noviembre anterior.

Entonces, la Seguridad del Estado instaló a fuera del inmueble un dispositivo que magnetizaba las tarjeras SIM de los activistas impidiéndoles establecer comunicación con el exterior y principalmente hacer uso de los servicios de internet vía datos móviles.

En su artículo el Minint pondera que el pasado año de entre los miembros de sus filas se hayan formado 14 nuevos doctores en ciencia, y resalta que "actualmente cuenta con más de un centenar y medio de doctores en diversas áreas del conocimiento y se transita hacia la formación, en esta esfera, mediante programas doctorales", como parte de sus planes, los cuales incluyen además, promover "la participación de profesionales del Organismo en eventos científicos nacionales e internacionales y su categorización científica".

Alega el Ministerio del Interior en su texto, que esto es una manera de mantenerse "leales al legado del Comandante en Jefe cuando avizoraba, el 15 de enero de 1960 en el Paraninfo de la Academia de Ciencias de Cuba, que: 'el futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia, un futuro de hombres de pensamiento, porque eso es lo que más estamos sembrando, oportunidades a la inteligencia'", aunque la realidad es que el legado del mencionado dictador es solo de odio, represión y miseria.