Desalojan de renta a colaborador de ADN Cuba Jancel Moreno

Desalojan de la casa que rentaba al activista y colaborador de ADN Cuba Jancel Moreno en Matanzas
Desalojan de renta a colaborador de ADN Cuba Jancel Moreno
 

Reproduce este artículo

Este sábado desalojaron de la casa que rentaba en Matanzas al activista y colaborador de ADN Cuba, Jancel Moreno.

Así lo anunció el opositor en redes sociales.

"Estoy siendo desalojado ahora mismo de la renta. Tienen hasta mañana para salir de mi casa, no puedo permitir gente como tú aquí", escribió Moreno en su Facebook, acompañado de una foto haciendo maletas.

 

 

El casero le indicó a Jancel que como era 'revolucionario' no podía permitir que siguiera grabando sus videos de denuncia en la vivienda de él.

 

Desalojo a activistas como método represivo en Cuba

 

Los desalojos de viviendas rentadas por activistas y periodistas independientes ya es un método común que emplea la Seguridad del Estado.

Con esta estrategia represiva, el régimen de la isla busca acorralar a quienes disienten del poder.

A inicios de este mes, también fue sacado de su vivienda el reportero independiente Héctor Valdés Cocho, quien alquilaba en La Habana.

Según declaró a ADN Cuba Valdés Cocho, la Seguridad del Estado presionó a su casero para que lo sacaran de la renta el pasado 4 de enero, pero el propietario explicó a los agentes que no podía desalojarlo hasta el día 12 de enero, fecha en la que se cumple el último mes pagado.

El joven vio venir su desalojo desde semanas atrás y conocía de las presiones de las que estaban siendo objeto sus caseros.

"Hace pocos días lo que era sospecha se convirtió en realidad. Los dueños del alquiler me habían comunicado que por razones personales tenía que abandonar el mismo, ya que para ellos les era imposible que yo continuara rentado en su propiedad. Después me comunican que si en la fecha acordada no pagaba el inmueble sería expulsado, algo totalmente ilógico cuando siempre he cumplido a cabalidad con en el pago del mismo en la fecha acordada".

También han sido víctimas de esta práctica la periodista de CubaNet Camila Acosta y la joven poeta Katherine Bisquet, una de los acuartelados en la sede del Movimiento San Isidro el pasado noviembre.