Piden ayuda para regresar a Cuba restos de joven que murió cruzando a nado la frontera
La familia de Carlos Jorge Tomás Reyes en Miami había pedido a las autoridades que le ayudaran con la búsqueda, o que reportaran si se encontraba en algún centro de detención. Ahora, solicitan a la Embajada cubana en México que facilite el traslado de las cenizas del joven a la isla
Carlos Jorge, joven cubano que murió en la frontera.
 

La familia del joven cubano Carlos Jorge Tomás Reyes, quien murió tratando de cruzar a nado la frontera natural del Río Grande entre México y Estados Unidos, pide que la Embajada de Cuba en México le permita repatriar sus cenizas a la isla.

Sus familiares en Miami están destrozados luego de conocer la noticia. La madre de estos jóvenes se encuentra en Cuba y había sido notificada de la desaparición.

“Nosotros pedimos por favor que la embajada cubana responde a nuestros correos y llamadas para que nos den una visa humanitaria para mi primo, que en estos momentos está en México solo”, pidió Yoannis Márquez, prima del joven fallecido, informó Telemundo 51.

“Necesitamos que las cenizas de mi primo Carlos Jorge Tomás lleguen a su madre allá en Cuba”, añadió el familiar.

Carlos Jorge perdió la vida a sus 23 años cuando intentó cruzar a nado el Río Grande desde México para llegar a suelo estadounidense en la madrugada del miércoles 24 de junio. Su muerte, tras días de estar desaparecido, fue confirmada este lunes.

Su hermano Luis Carlos Tomás Reyes se negaba a creer que había muerto. Los dos amigos con los que Carlos Jorge se lanzó al agua lograron llegar, por lo que prefería creer que estaba retenido en inmigración de Estados Unidos

“Aquí están los otros dos muchachos que se lanzaron con él. Ellos dicen que se tiraron y dieron dos brazadas y se dieron cuenta de que iba a estar difícil porque no adelantaban”, explicó.

Carlos Jorge y dos amigos se lanzaron al Río Grande por la zona fronteriza de Reynosa, en México, el referido día. Sin embargo, nada se supo de él hasta este lunes, cuando la propia familia identificó el cuerpo y confirmó su muerte. 

“Yo me di cuenta (que se ahogaba) porque yo veía que el nadaba y nadaba y estaba en el mismo lugar y no pedía ayuda”, relató Mario Antonio García, uno de los dos amigos que logró cruzar, a Telemundo.

Alex, el tercero de los migrantes cubanos, llegó primero a la orilla del lado estadounidense y, según dijo, volvió al río para salvarlo. “Yo salí nadando de nuevo, me volví a meter en el río para tratar de alcanzarlo y me hundí a ver si tocaba el fondo, para ver qué tan lejos estábamos de la orilla y le decía: Jorge aguanta”.

Pero el rescate fue fallido. Después de varios días ya se conoce el trágico final de Carlos Jorge. Las probabilidades de que siguiera con vida eran cada vez menores y terminó confirmándose lo que muchos temían.

Yoannis Márquez, su prima, había declarado también a la referida televisora que “él se desesperó porque tenía corte y con el lío del coronavirus se la fueron posponiendo y a lo mejor el veía que alguna gente se tiraba y llegaban y entonces pensó: lo voy a hacer, voy a intentarlo”.