Migrantes cubanos en Panamá denuncian que militares impiden continuar a EEUU

Decenas de cubanos quedaron varados en la frontera de Colombia y Panamá, y denuncian que policías y militares de esta última nación les impiden continuar viaje a Estados Unidos
Migrantes atravesando Centroamérica camino a Estados Unidos. Foto: BBC
 

Reproduce este artículo

Decenas de cubanos quedaron varados en la frontera de Colombia y Panamá, y denuncian que policías y militares de esta última nación les impiden continuar viaje a Estados Unidos. Al parecer, la caravana pretende bordear la selva que se conoce como Tapón del Darién.

Las personas que “intentan llegar a Estados Unidos, están denunciando que la policía y militares de Panamá les impiden continuar su camino, por lo que actualmente se encuentran varados en medio de la selva panameña”, escribió el medio Cubanos por el Mundo, al compartir en redes sociales un video.

Se ve a decenas de personas apiñadas en el suelo y se escucha el llanto de niños pequeños. Uno de los migrantes cubanos explica que “pacíficamente queremos pasar”, mientras que otro añade: “no estamos pidiendo otra cosa, solamente que nos dejen pasar”.

“No estoy dispuesto a que me violen la mujer delante de mí”, terció uno de los hombres, aludiendo a agresiones sexuales que ocurren durante el trayecto por el Darién, por cuenta de asaltantes y coyotes.

Al parecer, el video fue filmado en Puerto Obaldía, un pueblo fronterizo en el que existe un puesto militar para regular la entrada de personas desde Colombia.

Uno de los militares, “por gusto porque no se les agredió ni nada”, disparó con un arma de fuego al aire y “había tres niños presentes”, refiere uno de los cubanos. Varios gritan en el video que también los amenazaron con gases lacrimógenos. En un momento del pequeño audiovisual, se escucha cómo corean pidiendo “justicia” y “ayuda”. También refieren que algunos pasan “hambre”.

Entre el grupo, otro hombre asegura que “estamos huyendo del secuestro, los robos, la violación” que amenaza a los migrantes durante la travesía por la selva del Darién. Según estas personas, las autoridades querían desplazarlos hacia otra zona –“un monte”– diciendo que había un campamento, cosa que aseguran “es mentira”.

Entre coros de “¡Queremos seguir, queremos seguir…!”, un joven asegura en el video que tienen también una compañera de ruta “desmayada” y las autoridades no han ofrecido atención médica.

 

Peligros en el Darién

Aproximadamente 12 migrantes han fallecido este año intentando cruzar la peligrosa Selva del Darién, fronteriza entre Colombia y Panamá, aseguró este domingo el ministro panameño de Seguridad, Juan Pino.

También conocido como el Tapón del Darién, es la ruta utilizada por miles de personas para llegar países de América del Norte con mejor calidad de vida, específicamente Estados Unidos.

“El Darién es una selva muy dura, muy espesa, la crecida de los ríos también, ha habido aproximadamente 12 personas, migrantes, que han perdido la vida, que los han agarrado cabezas de agua y todo lo demás”, declaró el jerarca en unas declaraciones difundidas por el Ministerio de Seguridad Pública.

Pino aseguró este 6 de junio que unos 17,000 migrantes han llegado al país en lo que va de 2021 y han recibido un “trato humanitario”.

A pesar de los peligros que acechan a los cubanos, tanto en las selvas como en México y otros países por donde transitan, muchos se arriesgan ante el negro panorama que les ofrece el futuro en la isla.

En un reportaje reciente publicado por EFE, un migrante cubano sin identificar relató las complejidades de cruzar las fronteras latinoamericanas.

El joven declaró que “un cubano nunca tiene nervios”, mientras se encontraba en un barco rumbo a Capurganá, pueblo de Colombia fronterizo con Panamá. “El susto mío era quedarme en Cuba pasando hambre”, expresó.

La agencia española reportó, además, sobre una pareja de isleños que dio marcha atrás al cruce de la Selva del Darién, uno de los trayectos más hostiles para migrantes.

“Por aquí no vayan a pasar, hermanos”, les dijeron por Whatsapp a unos compañeros que venían detrás. “A nosotros nos mataron a los guías de un tiro en la cabeza, nos quitaron la plata. A las mujeres las violaron a todas (...). Te matan, loco, por aquí no pases”, agregó quien dio la alerta.