“Parte de mi murió en Darién”: desgarrador testimonio del Dr Figueredo en travesía migrante

El médico cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre es un exiliado político que se encuentra en medio de la ruta migrante hacia los Estados Unidos
Dr. Figueredo: “Parte de mi murió en Darién”
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, exiliado político que se encuentra en medio de la ruta migrante hacia los Estados Unidos, afirmó esta semana que una parte suya “murió en la selva del Darién”, a consecuencia de todas las desgracias que vio.

“Hace tiempo no escribo, no he tenido tiempo, me ha dolido hasta el pelo”, publicó el doctor en su perfil de Facebook el lunes 20 de junio.

Contó que ha estado “en temperaturas bajo 0 y a más de 38 grados, he caminado más de 100 km, dormido en el piso, en una iglesia, cruzando trochas, ríos, mares y selvas”. Pero más que los obstáculos naturales, lo golpean las vicisitudes de los migrantes en busca de un mejor porvenir, muchos de ellos compatriotas suyos.

“Una parte de mí murió en la selva del Darién viendo niños perdidos, personas ahogadas y muertas y sin poder hacer nada, solo mirar y seguir y pensar que el próximo podría ser yo, mis condiciones físicas y humanas las tengo al límite”, lamentó.

La selva del Tapón del Darién es un territorio que delimita las fronteras entre Colombia y Panamá. Más de 15 mil cubanos la cruzaron en 2021, arriesgándose en una de las rutas migratorias más peligrosas de América, con el fin de llegar a fronteras de Estados Unidos, según cifras del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá.

“Dios no le da cargas a ningún hijo que no pueda aguantar, creo que conmigo se le pasó el peso, desde el hostigamiento permanente en Cuba, mi profesión, mi familia, y ahora todo esto, pero me ha hecho más fuerte física e ideológicamente, espero que su recompensa sea darme fuerzas y vida para luchar por una Cuba libre y volver abrazar a los míos”, concluyó el doctor Figueredo.

El profesional de la salud logró exiliarse de Cuba el pasado 25 de abril, según confirmó en sus redes sociales. Publicó imágenes en su Facebook desde la ventanilla de un avión y también de su pasaporte, que dentro tenía un boleto aéreo. Figueredo había sido separado de su centro de trabajo en la isla por defender los derechos humanos y expresarse libremente en redes sociales.