México: científicos y médicos cubanos migrantes lucharán contra la COVID-19
Al menos 12 migrantes cubanos serán contratados para trabajar en el Hospital General de Ciudad Juárez y Chihuahua para ayudar en la atención de casos de pacientes con coronavirus
Migrantes cubanos y venezolanos en el Hospital General de Ciudad Juárez luchando contra la COVID-19. Foto AFP

De acuerdo con autoridades estatales mexicanas al menos doce migrantes cubanos serán contratados esta semana para trabajar en el Hospital General de Ciudad Juárez y Chihuahua. Los especialistas ayudarán en la atención prioritaria de casos de pacientes positivos a la COVID-19.

Según las informaciones de medios locales, se estarían contratando a dos químicos y una docena de médicos cubanos. Actualmente se realiza el proceso de evaluación de sus estudios y capacidades.

Para la contratación de los migrantes se deben de seguir algunos protocolos en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, los cuales están en proceso.

“Esta es la primera vez, en más de un año que tienen los migrantes habitando en Ciudad Juárez, que son incluidos en empleos relacionados con áreas de la salud”, asegura una nota del sitio SDPnoticias.

Para los migrantes que llegan a diario a la frontera, se abrieron en Ciudad Juárez, fronterisa a Estados Unidos, dos “albergues filtro”. Uno de ellos se localiza en el Hotel Flamingo, ubicado en la avenida Paseo Triunfo de la República, cruce con José Clemente Orozco.

En este centro permanecen al menos seis migrantes cubanos y venezolanos cuyas profesiones son médicos, odontólogos y enfermeros. Los especialistas colaboran en la salud de los connacionales y extranjeros que llegan. Tres se ha confirmado que son doctoras cubanas, además de dos enfermeros y una odontóloga.

En el área de registro del Hotel Flamingo, también laboran dos migrantes de origen venezolano, quienes cuentan con carreras afines a la medicina.

“Este lugar es un espacio seguro que cubre las necesidades humanitarias básicas de la población migrante de nuestra ciudad. Con su apertura, logramos contar con un lugar incluyente para las personas migrantes y refugiadas, a quienes no podemos dejar de lado en esta coyuntura compleja para todos”, señaló Rosa Mani, representante de la Organización Mundial por la Paz (OMPP) y portavoz de las organizaciones involucradas en el proyecto del “hotel filtro”.

La opción de contratar a migrantes cubanos y venezolanos graduados de carreras de salud, así como a otros científicos, surgió debido a que los albergues para personas migrantes de Ciudad Juárez, aplican desde hace semanas una política de puertas cerradas para prevenir los contagios de coronavirus. Dan seguimiento al estado de las personas residentes en estos centros organizaciones de la sociedad civil, de OMPP y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y con la participación de autoridades federales, según informa SDPnoticias.

Actualmente existen más de dieciocho albergues migrantes en Ciudad Juárez y mil 430 personas de diversas nacionalidades habitando en ellos. Mientras, en el Hotel Flamingo hasta la tarde del pasado miércoles eran 23 los migrantes que habían llegado.

Sin embargo, se estima que en casas rentadas podría haber más de 5 mil, principalmente de origen cubano.

La doctora Aliuska Balmaceda, quien huyó de Cuba hace poco más de un año, es una de las encargadas de auxiliar a los migrantes del “hotel filtro”. “Apoyar a otros migrantes significa mucho, porque se sienten identificados”, dijo la doctora de 30 años a la agencia AFP.

Hasta el miércoles, el equipo médico que integra Balmaceda atendió a 27 migrantes en el hotel, cuya capacidad es de poco más de 100 personas.

Los migrantes que llegan a la ciudad fronteriza estarán en el Hotel Flamingo durante 14 días, con el propósito de descartarlos como casos contagiados con el nuevo coronavirus.