Régimen cubano envió 600 médicos a México
Los 590 trabajadores de la salud que llegaron a México se suman a otros 10 que ya estaban allí desde inicios de abril en labores de asesoramiento
México no tiene suficiente personal de Salud
 

Reproduce este artículo

Al menos 590 médicos cubanos trabajan en México para enfrentar el COVID-19, según informaron a Efe fuentes de la Secretaría de Turismo de Ciudad de México (CDMX).

La fuente explicó que atienden directamente y desde hace varias semanas a una delegación de 590 médicos cubanos, a quienes apoyan con hospedaje, alimentación y traslado a centros médicos.

No obstante, la cifra podría ser mayor, pues según informó una fuente de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de la capital, tienen el recuento de 800 médicos cubanos que se están hospedando en Ciudad de México. Dichos hoteles han sido cedidos por empresarios para acoger a estos profesionales de la salud.

"Nosotros tenemos un convenio de colaboración de salud con Cuba desde hace tiempo. En particular, ahora para la atención de la pandemia, varios médicos cubanos están en la ciudad, en distintos hospitales de la ciudad; enfermeros, enfermeras", dijo el pasado viernes la jefa del gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum.

“Estoy agradecida y creo que en general en los hospitales hay mucho agradecimiento por esta colaboración que se está haciendo”, remarcó. La colaboración es en conjunto con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México y el Gobierno cubano, dijo.


Sheinbaum explicó que muchos hoteleros "abrieron sus puertas de manera gratuita. El hospedaje por el momento es gratuito y el apoyo económico a estos médicos se está haciendo por parte tanto del Insabi, como del Gobierno de la ciudad, y son apoyos que se dan igual que a cualquier médico que trabajara en la Ciudad de México, son los mismos apoyos", subrayó.

El pasado 24 de abril, la Secretaría de Salud federal publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un acuerdo donde establecía que "por el tiempo que dure la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV-2" se podrían contratar "personal profesional de la salud con formación en el extranjero".

El 8 de abril, la Cancillería de México informó del arribo de 10 expertos cubanos para evaluar la pandemia del COVID-19 pero sin prestar "servicios médicos a la población".

La "solidaridad médica" es un gran negocio para el régimen cubano, que se queda con hasta el 70% del salario que pagan a los trabajadores de la salud en el extranjero. 

Durante las últimas semanas, brigadas de personal médico cubano han acudido a 15 países para ayudar a contener la expansión del coronavirus y 2019 cerró con 28 mil cooperantes en 61 países.

En 2018, único año en el que el gobierno dio detalles de lo que ingresa, la isla ingresó 6,400 millones de dólares por este concepto.