“La Cubanísima” de Guyana ayuda con alimentos y refugio a compatriotas varados
Mari Luz Martín, natural de la provincia cubana de Ciego de Ávila, ha brindado su mano a los cubanos que están varados en Guyana por la crisis del coronavirus
Vista de la capital de Guyana. Foto: Tomada de Caribbean Business Report

La cubana Mari Luz Martín ha ayudado con alimentos y refugio a sus compatriotas varados en Guyana por la pandemia del coronavirus.

Natural de la provincia Ciego de Ávila, Luz Martín se estableció en Guyana hace poco más de un año. Buscaba mejoras económicas para ayudar a su familia en la isla. En Georgetown, la capital de ese país –uno de los pocos que no exigen visas a los cubanos– la valiente mujer fue superando obstáculos como las dificultades con el idioma inglés y el hecho de “no poder adquirir un estatus legal” en la pequeña nación sudamericana, cuenta Diario de Cuba (DDC).

Pero en poco tiempo, Mari Luz logró abrir un pequeño hostal y una cafetería llamada, no podía ser de otra manera, La Cubanísima. Por allí pasaron muchos compatriotas que viajaron a Guyana como escala para emigrar definitivamente, o para acceder a un mercado y comprar ropa, piezas de automóviles y otros productos que luego revenderían en la desabastecida isla.

Las violentas protestas en Guyana tras las últimas elecciones presidenciales, afectaron el flujo de viajeros y La Cubanísima debió cerrar. Sin embargo, ahora reabrió para ayudar a decenas de connacionales varados en Georgetown, a quienes sorprendió en esa ciudad la cancelación de vuelos por la crisis sanitaria.

“Al ver la situación por la que estaban pasando le pedí a Dios que me usara, y ofrecí los alimentos con que contaba en mi cafetería para dar comida gratis. Comencé el 28 de abril”, dijo Mari Luz a DDC.

Ese fue el inicio del Proyecto Humanitario de Ayuda a cubanos en Guyana. En un principio, lo que pudieron hacer fue armar paquetes de diez croquetas y regalarlos. Luego comenzaron a hacer almuerzos: “El primer día preparé 37 y actualmente la cifra oscila entre 75 y 80 diarios”, asegura.

“Cuando vi que la situación era bien dura (…) entregué todo lo que me quedaba para las comidas a los afectados. Pero en los días siguientes comenzaron a llegar muchas ofrendas. Hasta hoy no cesan de venir donantes”, contó la cubana solidaria en entrevista con el periodista independiente Yoe Suárez.


Según el artículo de DDC, el cubano Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) reconoció que negocios de renta administrados en Guyana por emigrados como los hostales Fermín, Bárbara, Harry y Nieves, entre otros, “han acogido a los cubanos a bajos precios, y algunos sin costo, como muestra de solidaridad”.

Empresas locales donan “productos cárnicos y agrícolas, mercancías de otra naturaleza como bandejas, cubiertos, servilletas entre otros insumos” a los hospedajes donde permanecen cubanos con necesidades, informó el Minrex.

Mari Luz también cuenta con el apoyo de la Iglesia Hispana en Guyana, congregación evangélica a la que asiste junto a otros emigrantes. La cubana y la iglesia llevan un registro de 95 familias beneficiarias de ayuda, que representan más de 230 residentes en Georgetown, eso “sin contar las personas atrapadas por el cierre del aeropuerto hasta el momento”.

Además, de alimentos y refugio, según DDC ofrecen la gestión de rentas gratis, productos de aseo, asistencia psicológica por parte de una especialista cubana, provisión de medicamentos para distintas afecciones, leche para los niños y mascarillas sanitarias.