Cubanos exigen al régimen que reconozca ciudadanía plena para emigrados
Cientos de cubanos apoyan una petición que exige al régimen el reconocimiento de la ciudadanía plena para emigrados de la isla. Entre los reclamos, está el derecho “al retorno a la Patria, sin prórrogas ni permisos que denigran nuestra condición de ciudadanos”
Trámites de pasaporte cubano. Foto: Tomada de El Toque
 

Reproduce este artículo

Cientos de cubanos apoyan una petición que exige al régimen el reconocimiento de la ciudadanía plena para emigrados de la isla.

La petición lanzada en la plataforma Change.org está dirigida a la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba (Parlamento), el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) y a Miguel Díaz Canel-Bermúdez, presidente designado por el general Raúl Castro.

Entre los reclamos, está el derecho “al retorno a la Patria, sin prórrogas ni permisos que denigran nuestra condición de ciudadanos”. También se pide que todos los cubanos recuperen su residencia “sin importar fecha de salida del país o tiempo fuera de la Isla, es un derecho inherente a la ciudadanía”.

En la petición, refrendada hasta el momento de publicar esta nota por unas 500 personas, se defiende que “nadie tiene derecho de expulsar a un cubano de Cuba. Exigimos quede eliminada las prácticas de destierro de ciudadanos cubanos”.

Concretamente, se reclama la supresión inmediata de los 24 meses de permanencia límite fuera de Cuba, así como de las prórrogas, y que la renovación del pasaporte sea “un trámite simple y no una limitación para el ciudadano”.

Además, se exige “respeto al derecho a la herencia sin importar el tiempo de permanencia fuera de Cuba”.

“La repatriación es un derecho que permite el retorno a la Patria de los bienes que se generaron en el exterior. No una licencia de devolución de derechos que nunca debieron ser eliminados”, se consigna en el documento.

También se defiende que “un ciudadano cubano emigrado no debe pagar atención médica en Cuba, ni se le debe limitar el acceso a la educación desde los grados elementales hasta maestrías y doctorados”, porque “con sus remesas e impuestos consulares sigue siendo un contribuyente”.

Se exige poner freno a una práctica común entre dirigentes castristas y medios de prensa oficialistas: “El Estado debe ser garante del derecho a un trato digno a todos los ciudadanos emigrados. [Debe] penar cualquier acción ofensiva de medios informativos o instancias administrativas contra emigrados cubanos (no somos excubanos, ni apátridas, ni desertores, ni traidores a la patria)”.

Por último, se reclama el “establecimiento de una mesa de diálogo de libre acceso, sin condiciones de filiación política, entre el gobierno y la emigración para debatir una hoja de ruta para el cumplimiento y reconocimientos de los derechos ciudadanos de la emigración vulnerados por la administración”.

Esta iniciativa llega luego que una similar lograra que el régimen pausara, de momento, una extorsión que quiso llevar a cabo mediante una medida que pretendió pasar sin mucho ruido, pero que fue denunciada en redes sociales y por la prensa independiente.

Se exime hasta nuevo aviso a los viajeros cubanos del trámite consular de prórroga de estancia en el exterior”, declaró en un tuit el Minrex, luego de que una petición ciudadana para este propósito alcanzara rápidamente casi 10 000 firmas.

Este lunes en el periódico Granma, diario oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba –único permitido–, se defiende que “al eximir a los viajeros cubanos del trámite consular de prórroga de estancia en el exterior, el Gobierno de Cuba ha dado muestras, una vez más, de sensibilidad y capacidad de diálogo”.

En el texto, la articulista reconoce que “desearía que, en algún momento, se eliminara cualquier trámite que condicione el estatus de residencia y los derechos en Cuba de los cubanos que estamos fuera”. Pero dice más: según asegura, sabe “que es muy posible que suceda”, una afirmación que dicha así, y en el principal periódico de la dictadura, no debe leerse como casual.

Luego de ese momento de “sinceridad”, en el Granma comienzan a celebrar la supuesta “voluntad política de rectificar cuando es pertinente y justo”, de un régimen que solo ha demostrado desprecio por su emigración y e interesado cálculo. También se arremete contra cubanos que opinaron o firmaron la petición contra la medida del Minrex diciendo que “no hacen más que ofender, atacar y calumniar al Gobierno”.

En el Granma desearon, como si el castrismo fuera un abuelito inofensivo víctima de las circunstancias: “Ojalá pudiésemos dejar a un lado tanto resentimiento ante un Gobierno que muestra la disposición de escucharnos”.

Para firmar la petición de Ciudadanía plena para emigrados cubanos, acceda a este enlace.

 

Foto de portada: Tomada de El Toque