Novia de cubano baleado en la frontera no podrá despedir el cuerpo

El cadáver de Diosmani Ramos Laurencio, cubano baleado en la frontera, podría ser repatriado a Cuba y su pareja Hellend Diéguez quedó sin la opción de despedir el cuerpo
Diosmani Ramos Laurencio, cubano baleado en la frontera junto a su novia. Captura de un vídeo de Radio Martí
 

Reproduce este artículo

El cadáver de Diosmani Ramos Laurencio podría ser repatriado a Cuba y su pareja Hellend Diéguez quedó sin la opción de despedirlo por no ser legalmente su esposa.

“No puedo creer que lo lleven para Cuba y me lo entierren y no pueda despedirme de él”, expresó la cubana a Radio Televisión Martí en una entrevista.

El cuerpo se encuentra en una morgue de la ciudad Hidalgo en el estado de Texas según informó Radio Televisión Martí.  El caso aún se encuentra en un limbo legal.

Diéguez, quien fuera novia de Ramos Laurencio durante más de un año, no puede reclamar el cuerpo ni posee los medios para demostrar su vínculo con el fallecido puesto que nunca se casaron.

El abogado Angel Leal dijo a Radio Televisión Martí que “Si no estuvieron casados la ley no permite revelar la identidad del cadáver, sería una violación de la privacidad”.

A inicios de febrero Diéguez contó al medio de prensa una versión diferente a la oficial. 

“Habían miles de manera de evitar, si lo que querían era agarrarlo habían más maneras y no metiéndole cinco disparos. Por eso creemos que sí fue un asesinato, ese hombre lo asesinó. No nos quedan duda”, resaltó.
 

Testigos oculares del hecho le dijeron a Diéguez que durante la persecución el migrante cubano se detuvo, agarró una piedra y encaró al agente que le disparó seis veces, no solo una.

Ramos era natural de la Isla de la Juventud. En un audio difundido por Telemundo se escucha a su madre, Yanelis Laurencio López llorando y pidiendo el cuerpo de su hijo.

“No tenían que habérmelo matado, ellos me lo asesinaron, tenía 23 años”, dijo.

Dieguez afirma la angustia que vive la familia de Ramos en Cuba: “su familia está muy desesperada, su mama está muerta en vida. Dejó un niño de dos años que dependía económicamente de él. 

La pareja salió de Cuba en enero de 2020 con destino a Cancún para proseguir la travesía ilegal hacia Estados Unidos. Llegaron a la frontera en octubre y ella fue enviada a un centro de detención en Texas y Diosmani regresado a México. Ella salió en libertad bajo fianza a finales de enero.

En la mañana del pasado 29 de enero, Diomani Ramos murió luego de recibir un disparo de un agente de la patrulla fronteriza de Estados Unidos mientras intentaba cruzar cruzar el Río Bravo desde Reynosa, México, y llegar a Ciudad Hidalgo, estado de Texas. 

Según un comunicado de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), “el hombre, sospechoso de entrada ilegal a Estados Unidos, sufrió una herida de bala como resultado de un disparo. Después fue trasladado a un hospital local por EMS donde fue declarado fallecido a las 9:00 am”.

La agencia fronteriza agregó que el agente involucrado no resultó herido. Asegura que este incidente está siendo investigado por la oficina de “responsabilidad profesional” de CBP, la Oficina Federal de Investigaciones, y también por la oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional.