Gobierno mexicano a médicos renuentes a estudiar en Cuba: “es lo que hay”

Los galenos acusan deterioro de la medicina en Cuba e incompatibilidad entre los programas de estudios de ambos países. "Es lo que hay", les dice el gobierno de López Obrador
Los médicos se manifestaron el 8 de febrero en el Zócalo. Foto: Eduardo Cabrera-La Razón
 

Reproduce este artículo

El Gobierno de México advirtió a los médicos que rechazan viajar a Cuba para cursar sus estudios de especialidad que, de no hacerlo finalmente, tendrán que volver a presentarse al Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) el próximo año, ya que el rechazo hace que pierdan el lugar que ganaron.

Al ser cuestionado sobre las manifestaciones de médicos que lograron aprobar el ENARM 2020 para hacer pública su inconformidad ante la decisión de la Secretaría de Salud Federal de obligarlos a viajar a la isla para realizar su especialidad, el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que “es lo que hay”.

“Si estas personas decidieran tomar las plazas disponibles en la República de Cuba, pues sería magnífico. Si es que esto les convence, pero son libres de declinar y si quieren estudiar una especialidad médica en México, el próximo año pueden desde luego volver a concursar en el examen”, declaró el galeno, quien a diario actualiza en conferencia televisiva el estado de la propagación de la COVID-19 en la nación azteca y dirige la estrategia del gobierno contra la enfermedad pandémica.

Los médicos inconformes alegan que la decisión de enviarlos a Cuba fue unilateral por parte de las autoridades y que no les informaron previamente a la aplicación del examen que la mayor de las Antillas sería su destino para hacer la especialidad.

“Este movimiento se llama Médicos sin Plaza, somos aproximadamente mil médicos de las siguientes especialidades: anatomía patológica, geriatría, rehabilitación, psiquiatría y epidemiología, a los cuales nos están mandando a Cuba como opción para tener una plaza para cursar la especialidad médica. Los trámites son caros y corren por nuestra cuenta. Son aproximadamente 18 a 20 000 pesos (entre 900 y 1 000 dólares), muchos no tenemos las posibilidades para irnos: tenemos familia, hijos y familiares enfermos”, escribieron los galenos mexicanos en un comunicado.

Asimismo, indicaron que “la Escuela Cubana de Medicina ha perdido su credibilidad en el mundo”, la isla no cuenta con la tecnología necesaria y no existe compatibilidad entre los programas educativos de los dos países.

Sobre el envío de médicos a estudiar en otros países, López-Gatell explicó que México tiene convenios con otras naciones para enviar a 3 500 médicos a realizar su especialidad, pero que debido a la pandemia de COVID-19 no se han concretado, salvo el de Cuba.

“De 10 o 12 países con los que se planea, todavía existe la oportunidad de tener intercambios educativos para formar a más de 3 500 personas en el extranjero, financiadas con una beca pública… Desafortunadamente, durante la epidemia de COVID no se lograron concretar esas plazas.
 
“No tanto por falta de voluntad o de capacidad del Gobierno Mexicano, sino porque los propios países están ocupados con la respuesta a la epidemia. Entonces prefirieron decir que esperemos y que en este momento no podemos concretar”, explicó el funcionario, citado por el diario Excelsior.

Cuba envió en 2020 varias brigadas médicas a México para combatir el coronavirus, fundamentalmente en la capital del país. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha mantenido distancia frente al régimen cubano, pero muchos altos cargos de su gobierno son simpatizantes de la “Revolución”, que tiene en la "solidaridad médica" un gran negocio al quedarse con hasta el 70 por ciento del salario que pagan a los trabajadores de la salud en el extranjero.