Senador Bob Menéndez niega intromisión de Estados Unidos en la Marcha del 15N

El senador demócrata Bob Menéndez aseguró, ayer 4 de noviembre ante la prensa, que Estados Unidos no está implicado en la organización de la Marcha Cívica por el Cambio del 15N.
Bob  Menéndez
 

Reproduce este artículo

El senador demócrata Bob Menéndez aseguró, ayer 4 de noviembre ante la prensa, que Estados Unidos no está implicado en la organización de la Marcha Cívica por el Cambio, propuesta para el 15 de noviembre.

Menéndez subrayó que la dictadura cubana intenta encontrar culpables a una situación generada por el propio castrismo.

"Como todos los tiranos, siempre hay que echar la responsabilidad de las faltas de esa tiranía (...), la falta de una tiranía que actualmente no permite que el pueblo cubano se exprese como quiere, artísticamente, políticamente, de cualquier manera; la falta de poner más comida en las mesas de las familias", declaró el senador en un encuentro con la prensa.

Según el sitio de noticias Today in 24 Menéndez sostuvo que las pasadas manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio y las venideras del 15 de noviembre son muestra del descontento del pueblo y la búsqueda de un cambio.

Además, denunció la represión estatal contra los manifestantes pacíficos y pidió a los militares cubanos que no hostigaran a quienes salgan a marchar el 15N.

También la administración de Joe Biden ha rechazado las acusaciones del régimen cubano que aseguran que ese país está implicado en el movimiento cívico que se desarrolla en la isla caribeña.

“Lo que hemos visto en Cuba desde el 11 de julio, lo que sospecho que veremos a mediados del próximo mes (…), no es una demostración de los deseos del Gobierno de los Estados Unidos”, afirmó el martes Edward “Ned” Price, portavoz del Departamento de Estado.

El alto funcionario de la administración Biden, dijo en conferencia de prensa que durante los últimos meses “el pueblo cubano está expresando sus preocupaciones sobre la libertad, sobre la democracia y los fracasos de ese mismo régimen para satisfacer sus necesidades”.

Price aseguró que la administración Biden está “con todos los cubanos que buscan un gobierno que respete sus derechos humanos y libertades fundamentales”.

Cuba acusa a EEUU de promover la marcha del 15N

El 26 de octubre los medios estatales cubanos difundieron las declaraciones de Rogelio Polanco, jefe del Departamento Ideológico del Partido Comunista de Cuba (PCC)  donde acusó a Estados Unidos de ser el promotor y organizador de la Marcha Cívica por el Cambio del 15 de noviembre.

El también Miembro del Secretariado del Comité Central del PCC dijo que altos funcionarios de la admiración de Joe Biden “participan abiertamente” en impulsar la manifestación pública convocada por el grupo Archipiélago y que “es algo recurrente y permanente como estos medios y operadores políticos desde los Estados Unidos instan a la intervención militar en nuestro país”.

Polanco afirmó que “las proyecciones públicas de los promotores y sus vínculos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno de los Estados Unidos tiene la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba, por lo que la marcha anunciada constituye una provocación como parte de la estrategia de cambio de régimen ensayada por Estados Unidos en otros países”.

El 21 de octubre la Fiscalía General de la República amenazó a los promotores de la marcha del 15N, organizados en el grupo contestatario Archipiélago, con procesarlos por “instigar a delinquir” y otros delitos.

Esa institución gubernamental asegura que su advertencia está fundada en el artículo 156 de la Constitución, que explica el deber y misión de la Fiscalía en el cuidado del respeto a la ley por los ciudadanos.

El 12 de octubre el régimen declaró ilícita la marcha. Los organizadores en cada territorio fueron informados de la negación a través de las intendencias de sus localidades.