Médico Manuel Guerra responde a críticas de Marrero

El galeno cubano Manuel Guerra respondió al primer ministro cubano Manuel Marrero por sus críticas al personal sanitario cubano.
Médico Guerra responde a críticas de Marrero
 

Reproduce este artículo

El galeno cubano Manuel Guerra respondió al primer ministro cubano Manuel Marrero por sus críticas al personal sanitario cubano.

Guerra es un médico contestario de los que incomoda al régimen cubano, en esta ocasión defendió a la comunidad de profesionales de la que es parte.

“Marrero, ¡cuánta indignación! ¡Cómo va a culparnos a los médicos de sus barrabasadas! Le recuerdo que fue Bárbara Cruz, directora de mercadotecnia del Ministerio del Turismo, quien convidó al virus a venir a nuestras costas. 

Han hecho que el propio Durán viole el juramento hipocrático con el fin de apoyar sus risorias campañas de reafirmación. Los médicos nos arriesgamos día a día, exponemos a nuestros familiares y a todos los que nos importan, por tal de cumplir nuestro deber, y usted en cambio nos estimula con reproches, con más exigencias, más reclamos y menos insumos. Cuba no está muriendo, ¡ustedes la están masacrando!”, dijo en un post de Facebook.

Las declaraciones de Marrero han suscitado varias respuestas dentro del gremio médico cubano y fuera de él. El funcionario intentó responsabilizar al personal sanitario de la crisis de salud que vive la isla, que en los últimos meses registra sus peores indicadores desde la llegada de la pandemia.

Marrero, responsabilizó a los galenos de Cienfuegos de la crisis sanitaria en ese territorio del centro de la isla:

"Está igualita que las demás con la falta de test de antígenos, la falta de medicamentos, los mismos problemas objetivos. Pero hay más quejas de los problemas subjetivos que de los problemas objetivos. Cuando usted suma la falta de medicinas, esto, lo otro, es inferior que la cantidad de quejas y denuncias por el maltrato, la dejadez, porque no los visitan".

En esa provincia el doctor Salvador Tamayo Muñiz, director de Salud Pública Provincial, reconoció que hay médicos enfermos en la ciudad.

Desde la semana anterior, autoridades de gobiernos locales reconocen que tienen un número considerable de sanitarios que no se han incorporado al trabajo.

Por ejemplo, el doctor Pablo Feal Cañizares, jefe de la Comisión Nacional de apoyo a Guantánamo, explicó el 9 de agosto que "tenemos alrededor de 300 enfermeras y más de 100 médicos que no nos queda claro por qué no están incorporados activamente a este proceso. El corazón hay que ponerlo por delante", declaró a la prensa oficial.

Por otro lado en Ciego de Ávila, una de las ciudades críticas por la COVID-19, de un total de 83 médicos, 31 médicos y 11 enfermeras no se han incorporado al trabajo. Además, 16 de 33 consultorios están sin cobertura médica.

De acuerdo con el doctor Alexander Pupo Casas, "es muy preocupante el gran déficit de médicos en los consultorios y centros hospitalarios. El éxodo y abandono de la profesión debido a la falta de condiciones de trabajo y la ausencia de derechos han llevado a muchos colegas a desertar en plena pandemia".

 Régimen cubano con la mira en sus sanitarios 
Felix Duartes Ortega, miembro del Comité Central del PCC, lamentó en Cienfuegos la cantidad de profesionales de la salud enfermos o que han pedido vacaciones en tiempos de pandemia.

"Si están viniendo brigadas de apoyo, si tenemos necesidad, si los grupos de gran trabajo comunitario están identificando el problema de que no estamos yendo a visitar a pacientes positivos; nosotros no podemos darnos el lujo de tener a nadie de vacaciones ahora. Aquí no hay ningún cuadro de vacaciones. Estamos todos vinculados".

El funcionario castrista explicó que hay 131 médicos y 164 licenciados en enfermería contagiados. Sin embargo, exige que se incorporen al trabajo.

"Es posible que estén enfermos, pero nosotros tenemos que certificar con los grupos de trabajo comunitario. ¿La recuperación quién la está verificando?, para que se puedan incorporar con urgencia también".

Junio y julio de 2021 han sido los meses más críticos de pandemia en el país, con provincias graves como Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Guantánamo.

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este sábado el diagnóstico la víspera de 8816 nuevos casos de COVID-19 y el fallecimiento de otras 83 personas como consecuencia de la enfermedad, cuya propagación no cede pese al avance de la vacunación con fórmulas de producción nacional.