Doctora cubana a vocera del régimen Cristina Escobar: "No nos da la cuenta"

Mantilla González agregó que realizan las cirugías con el celular en alta voz preocupados por si hay electricidad en sus casas, gas licuado o alimento para sus hijos
Mantilla González agregó que realizan las cirugías con el celular en alta voz preocupados por si hay electricidad en sus casas, gas licuado o alimento para sus hijos
 

Reproduce este artículo

La doctora cubana Yanelys Mantilla González, del Hospital General "Antonio Luaces Iraola", de Ciego de Ávila, respondió a un reportaje televisivo de la periodista oficialista Cristina Escobar, donde esta última cuestiona que los cubanos se enamoran de "médicos extranjeros" como los de la serie Anatomía de Grey, en vez de enamorarse de los propios.

En un post de Facebook la galena explicó las razones por las cuales  los médicos de esa u otras series extranjeras resultan más atractivos relatando las vicisitudes por las que pasan sus iguales cubanos.

La doctora reconoce que es cierto que los médicos cubanos son muy valiosos "porque al igual que esos profesionales no dormimos y salvamos muchísimas vidas y sin recursos, haciendo procederes sin condiciones, con la adrenalina a flor de piel todo el tiempo. Usando más la clínica que la tecnología porque no nos queda de otra".

También agregó que realizan las cirugías con el celular en alta voz preocupados por si hay electricidad en sus casas, gas licuado o alimento para sus hijos.

"Si les alcanzó el dinero para comprar la merienda escolar o si vendieron el aceite por los CDR. Al terminar el día no vamos al parqueo a montarnos en el auto, no, agarramos la bicicleta, el coche o caminamos muchísimas cuadras porque el salario no nos alcanza pues son 30 pesos diarios en transporte: la cuenta no nos da".

La madre contó que debe cruzar la calle de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) cuando va con sus hijos pequeños, ya que no puede comprar en esos establecimientos.

"Los niños no saben que sus padres profesionales ganan en una moneda que solo sirve para comprar a los revendedores, los mandados y lo poco que venden por los CDR, organización que es dirigida por uno de esos héroes que usted quiere que admire. En fin, llegamos a casa agotados y sabe qué, no hay corriente. Con el poco gas que queda le freímos un huevito y se lo damos con el pan de la bodega, el de papá o mamá porque el de ellos es para su desayuno", se lamentó la doctora.

Otro tema que aqueja a estos profesionales es el éxodo. También sus familiares y amigos se van del país cruzando fronteras a pesar de los peligros de la migración irregular.

"El teléfono fijo da un timbre, es mamá o papá, hermanos para saber si ya tengo el medicamento que necesitan. Llega la noche y agotados le pedimos a Dios por nuestros seres queridos y que nos dé fuerza para continuar. El más grande de los hijos nos dice que se fueron tres amigos cruzando. También pregunta que cuándo nos iremos nosotros. Y yo le pregunto querida periodista, ¿esta historia la contarán en los medios televisivos? Le respondo: claro que no. ¿Alguien se enamora de esta serie? Claro que no. Esto es una película de terror y a nuestros niños no les podemos mostrar eso. Esa imagen de potencia no se puede empañar. Mis saludos", concluyó.