Matanzas comienza desescalada  por coronavirus y La Habana se prepara para abrir ante baja incidencia de casos 
Matanzas entra este martes en la primera fase de etapa de recuperación de la COVID-19
Matanzas entra este martes en la primera fase de etapa de recuperación de la COVID-19

La provincia de Matanzas inició este lunes la primera fase de la desescalada por la Covid 19,  según reportaron medios oficiales.

La página oficial del canal local Tv Yumuri indicó que se decretó desde este lunes la primera fase de la etapa de recuperación para la provincia de Matanzas en una reunión encabezada  por el gobernante Miguel Díaz Canel junto a otros altos funcionarios cubanos.

La medida contempla a todos los municipios de la provincia occidental, que ha ocupado el segundo lugar en la incidencia de casos de Covid en Cuba tras la Habana.

“Los indicadores sanitarios permiten el tránsito a esta etapa superior en el enfrentamiento al nuevo coronavirus, sin perder la percepción de riesgo”, dijo el sitio digital, que exhortó  “a todos los matanceros a mantener la disciplina y responsabilidad en el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias”.

La gradual apertura en esta etapa está sujeta a indicadores sanitarios que sirven  para evaluar la evolución de la pandemia en cada territorio.

Con esta medida Matanzas se suma a los 14 provincias de la isla que han entrado en la primera fase de la desescalada ante la pandemia del coronavirus en la isla.

También trascendió que La Habana podría comenzar la desescalada en los próximos 15 días de mantenerse la baja incidencia de casos con coronavirus en la capital cubana.

El comportamiento de la enfermedad confirma “una evolución positiva de la situación epidemiológica, que de mantenerse propiciarán que durante los próximos 15 días, la provincia transite hacia la fase uno, de la primera etapa dentro del programa concebido para el retorno a la normalización”, dijo el periódico  Tribuna de La Habana.

Cuba comenzó el 18 de junio la primera parte de su reapertura luego de que se reportaran en marzo los primeros casos de coronavirus en la isla.

En la primera fase de la desescalada las personas deben cumplir con la obligación de usar las medidas de protección como el nasobuco y el distanciamiento físico.

La reapertura implica la puesta en funcionamiento del transporte público, la prestación gradual de servicios hospitalarios  no urgentes  y la apertura de algunos centros de ocio y el acceso a las playas bajo vigilancia.

La medida en Matanzas respondió a la evaluación de indicadores  sanitarios como el número de casos activos, y el  de de casos positivos con fuente de infección conocida en los últimos 15 días,  así como los eventos de transmisión abiertos.

Este lunes Cuba  reporto 3 casos positivos de COVID-19, todos de la capital cubana. En la isla se han diagnosticado 2 mil 315 pacientes con la enfermedad, 85 fallecidos y 2 mil 113 recuperados.