Luis Silva responde a funcionario cubano: “Soy el dueño ABSOLUTO del personaje de Pánfilo”
Luis Silva responde con contundencia a un funcionario cubano que quiso ver violaciones a la propiedad intelectual en un evidente acto de censura y castigo
Continúa la polémica por la sanción al intérprete de Facundo
 

Reproduce este artículo

La polémica en torno al programa Vivir del cuento y sus personajes, generada por la sanción o marginación del actor Andy Vázquez de la actual temporada, está lejos de terminar. Si alguien pensó que con las recientes declaraciones del director de Cubavisión el asunto se iba a calmar, estaba equivocado.

Resulta que este sábado un funcionario cubano, de nombre Alejandro Cruz y que supuestamente trabaja como gestor de Social Media o Marketing Manager en el Ministerio de Turismo de Cuba (Mintur), publicó en su perfil de Facebook un post con sus opiniones sobre la polémica, que ha contribuido a reavivarla aún más, al punto de que el propio Luis Silva, intérprete de Pánfilo, se tomó el tiempo de responderle.

 

“Este tema de Andy Vázquez (Facundo) que se ha generado en los sitios de Redes Sociales, va mucho más allá de si hizo un vídeo o no referente a lo sucedido en el Mercado de Cuatro Caminos”, comienza diciendo el post de Alejandro Cruz, que, al parecer, por lo publicado en su perfil, suele estar al pendiente de todo lo que se debate sobre Cuba en las redes para publicar y opinar de manera favorable al gobierno de la isla, o a la izquierda y contrahegemonía mundial a la que La Habana dice pertenecer.

“Para mí el problema principal radica en la violación a todos los derechos de la Propiedad Intelectual. ¿Quién es el dueño del programa Vivir del Cuento? ¿Quién es su creador? ¿Quién le paga a cada uno de los actores de este programa?”, cuestiona Cruz, para luego afirmar que “no se puede permitir que un programa de la Televisión Cubana con igual formato, los mismos actores y los mismos personajes se realice en Miami o en cualquier otro país sin la debida autorización”.

“¿Por qué el ICRT permite que esto suceda, que sean utilizados los personajes del programa televisivo Vivir del Cuento al libre albedrío, que se publique el programa íntegro en un Canal de YouTube que nada tiene que ver con el ICRT, con el permiso de quién?”, agrega.

En opinión del funcionario, “esto demuestra que hoy las instituciones cubanas tienen que protegerse más, hay que pensar y ajustar estos tipos de contratos a los tiempos que corren para acercarnos mucho más a las prácticas internacionales en este sentido”.

Como era de esperar, su desconocimiento de la historia de los personajes principales y fundadores de Vivir del Cuento, al menos de Pánfilo, provocó más de un centenar de opiniones de rechazo y crítica a su ligero análisis.

Para el funcionario del Mintur, quizás a diferencia de los ideólogos de la doctrina y fe oficial que decidieron sancionar a Vázquez por su video sobre lo sucedido en el Mercado de Cuatro Caminos, lo sancionable no es que se critique la batalla ocurrida como consecuencia de la escasez y el desabastecimiento, sino que se usen personajes y programas de la televisión cubana para generar contenido en otros espacios, medios y países.

Obviamente, su crítica va de manera directa a los canales de YouTube de Luis Silva y Andy Vázquez, así como a las presentaciones que estos y otros personajes del programa tienen en países como Estados Unidos y Canadá. Apenas una hora después de que Alejandro Cruz publicase su post, el actor Luis Silva le respondió de manera contundente.

“Querido Alejandro, rapidito, para no robarle tiempo. Primero que todo, aclararle que soy el dueño ABSOLUTO del Personaje de Pánfilo. Salió de mi cabeza, es de mi creación. Nació en el año 2001, estudiando 4to año de Cibernética en la Universidad de La Habana”, espetó Silva, para dejar en claro que “con Pánfilo hago y decido lo que quiera”.

“A Pánfilo lo llevo a Miami, a los cubanos de Miami que no se pierden Vivir del cuento, y lo llevo también a los Asilos de ancianos de Cuba. Lo llevo a Canadá, y también a las escuelas primarias de Cuba donde los niños se vuelven locos de contentos. Lo llevo a Punta Cana, y lo llevo a los hospitales el Día del Médico y el que haga falta. Llenamos los estadios en toda Cuba, más que la Serie Nacional, llevamos los personajes a los lugares damnificados por huracanes o tornados”, agregó.

 

Con lo dicho, Silva demuestra que no viola nada en materia de propiedad intelectual o artística. Por si fuera poco, fue más allá de ese asunto y dijo al funcionario que “lo que sucede en cualquier parte del mundo, como usted dice, es que a los actores se les paga de verdad. Si a nosotros nos pagaran de verdad, te juro que no haría show en las noches, hasta las 2 de la mañana, a veces para un buen público, otras para un público pasado de tragos. Si no, no podemos hacer el Karl Marx, ni el Aquelarre, ni giras por todo el país”.

Y por si no quedaba clara aún su postura sobre la sanción contra su amigo y compañero de aventuras humorísticas Andy Vázquez, Silva concluyó diciendo lo siguiente:

“Hay personajes que se crearon dentro del programa, pero la mayoría ya existían antes de Vivir del cuento. No le den más vueltas al asunto, ni se quieran ir por la tangente. Aquí lo que interesa es que nadie se merece lo que le hicieron a Andy Vázquez. Ese video no tenía nada. A los que hay que sancionar es a los que ya tienen el Mercado ese, y todos los demás, vacíos, desabastecidos. Nada de esto hubiera sucedido. Mis saludos.”

La mayor parte de quienes comentan en el post apoyan las palabras de Silva y ridiculizan al funcionario o defensor de las autoridades cubanas en las redes. Si algo queda del todo claro, es que el gobierno ya puede hacer poco en silencio y sin generar polémica u oposición. Ojalá y Vázquez, con Facundo, Aguaje y Bienvenido de su mano, pueda regresar algún día al programa, si es que éste no desaparece. Pero más importante que eso, ojalá y todo lo polemizado contribuya a que ya más nunca un cubano sea castigado por decir lo que piensa y crea, de la manera que estime conveniente y en el espacio que le venga en gana.