Por un jabalí, Yoenis Céspedes se rompe tobillo y pierde millones
Finalmente se conoce que la lesión en el tobillo del pelotero cubano Yoenis Céspedes se produjo por culpa de un jabalí, que podría hacerle perder millones
Un jabalí ha hecho perder dinero y calidad deportiva al cubano

Ocho meses después se ha esclarecido que la lesión en el tobillo del jardinero cubano de los Mets de Nueva York, Yoenis Céspedes, se produjo por culpa de un jabalí. Una herida que podría costarle 23.5 millones de dólares en este 2020 que recién empieza.

Céspedes se fracturó el tobillo derecho en mayo pasado, en su rancho de Port St. Lucie, cuando cayó en un hueco después de que un jabalí saliera de una trampa, según el New York Post. El percance lo apartó definitivamente de la anterior temporada de las Grandes Ligas del béisbol estadounidense.

Según varias fuentes, Céspedes tiene trampas en su rancho por una variedad de razones, incluida la de mantener a los jabalíes lejos de las personas. Sin embargo, un jabalí fue retirado de una trampa, tal vez por Céspedes, y cargó contra él o lo sobresaltó, lo que provocó que cayera en el hoyo.

Cuando los funcionarios de los Mets, así como los representantes de la Oficina del Comisionado y la Asociación de Jugadores, visitaron el rancho, determinaron que la historia del nativo de Bayamo era cierta.

En mayo describieron una caída "violenta" del jugador, pero no proporcionaron datos adicionales sobre cómo ocurrió la caída.

Las disposiciones habituales de los contratos de deportistas de alto rendimiento prohíben que estos participen en una amplia gama de actividades. No se sabe si los Mets y Céspedes acordaron cláusulas específicas que clasificaran las actividades potencialmente peligrosas en su rancho como una violación de su contrato.

Los Mets presentaron una queja contra Céspedes luego de una investigación y ambas partes optaron en diciembre por reestructurar lo concerniente al año 2020 en su contrato, lo cual implica una disminución de los ingresos del jugador. En 2019, a Céspedes también se le pagaron sólo 22.8 millones de dólares de los 29 contratados.

En cuatro temporadas con los Mets, el toletero cubano ha registrado una línea ofensiva de .282/.346/.543, con 74 jonrones y 201 carreras impulsadas en 308 juegos.

Su contrato inicial en Grandes Ligas fue de 36 millones de dólares, con los Atléticos de Oakland, en 2012. Luego pasó al Boston, en 2014, para después, en la fecha límite de intercambio de 2015, ser adquirido por Nueva York desde los Tigres de Detroit. “La Potencia”, como suelen llamarle, jugó un papel importante en la Serie Mundial de ese año, tras firmar una temporada de .287/.337/.604, con 17 jonrones y 44 carreras impulsadas en 57 juegos.

{"preview_thumbnail":"/sites/default/files/styles/video_embed_wysiwyg_preview/public/video_thumbnails/MAD4RevZYXU.jpg?itok=_1slDnOO","video_url":"https://www.youtube.com/watch?v=MAD4RevZYXU","settings":{"responsive":1,"width":"854","height":"480","autoplay":1},"settings_summary":["Embedded Video (Responsive, autoplaying)."]}

Esa actuación finalmente lo llevó a su contrato de tres años y 75 millones de dólares con los Mets, en enero de 2016. El bayamés optó por salir de ese trato al final de esa campaña y volvió a firmar con Nueva York por cuatro años y 110 millones de dólares, una mejoría sustancial.

Sin embargo, ha jugado solo 119 juegos desde entonces, debido a una variedad de lesiones.

En 2016 el pelotero adquirió unos cuatro mil acres de tierra en Port Saint Lucie, por 14.9 millones de dólares. En su propiedad tiene vacas, caballos, perros, pavos reales y jabalíes, como se sabe ahora por el Post.

Previamente Céspedes había comprado una casa en Boca Ratón, Florida, donde vive su progenitora, Estela Milanés, con quien hizo el viaje marítimo clandestino en 2011, tras jugar ocho Series Nacionales en Cuba.

En el momento del percance con el jabalí, Céspedes se estaba recuperando de la cirugía en ambos talones, lapso que aprovechó para visitar Cuba por primera vez luego de su partida, en octubre de 2018. Sin embargo, por ese percance, ha perdido y probablemente seguirá perdiendo muchos millones.