Luis Manuel Otero podría ser juzgado en la misma sala que Alan Gross
Se trata de un espacio conocido como “La Sala Fría”, al que usan más que nada, para llevar procesos sumarios y enjuiciar a “supuestos contrarrevolucionarios”
Luis Manuel Otero podría ser juzgado en la misma sala que Alan Gross
 

El primer juicio sumario del artista Luis Manuel Otero Alcántara, que tendría lugar hoy miércoles 11 de marzo a las 9 de la mañana, habría sido suspendido por una presunta manifestación que se daría en las afueras del Tribunal Municipal Popular de Diez de Octubre, donde tendría lugar el juicio.

El caso del artista, que no pertenece al Tribunal de Diez de Octubre, sino al de Centro Habana, fue trasladado para desviar la atención dada toda la presión mediática que se está dando en las redes sociales ahora mismo. 

Muchas son las voces de intelectuales y artistas dentro y fuera de Cuba, que se han sumado para exigir la liberación del joven artista, quien fue detenido el pasado 1 de marzo cuando se disponía a asistir a una besada frente al Instituto de Radio y Televisión (ICRT).

Cuenta una fuente para ADN Cuba, la que por cuestiones de seguridad no da su nombre, que otra de las razones por las que trasladaron el juicio para el municipio de Diez de Octubre, es porque allí tienen una sala para realizar “juicios de casos priorizados”.

Se trata de un espacio conocido como “La Sala Fría”, al que usan más que nada, para llevar procesos sumarios y enjuiciar a “supuestos contrarrevolucionarios”. Según la fuente en esos juicios no dejan entrar al público, pero sí a los testigos de la defensa, quien tiene ese derecho inviolable, aclara.

Otras fuentes también confirmaron a este medio que en dicha sala fue juzgado el norteamericano Alan Gross. Además, tiene aire acondicionado, se puede controlar el acceso fácilmente y tiene dispositivos permanentes para grabar los juicios.

Otero Alcántara, quien está a espera de dos juicios, está siendo acusado de ultraje a los símbolos patrios y supuestos daños a la propiedad, en un proceso sin legitimidad en el que la policía y los órganos de seguridad actuaron violando la ley. El caso que viene a partir de su acción artística (performance), además de traerle grandes satisfacciones y reconocimiento en el mundo del arte dentro y fuera de Cuba, también lo ha puesto en la mira y lo ha convertido en un objetivo prioritario para la policía política cubana. 

Según la fuente, se especula que los encargados quieren grabar el juicio del artista, y de paso transmitirlo por las redes sociales, siendo este un acto flagrante de violación al Código Penal cubano, ya que está prohibido tajantemente grabar los actos judiciales, cuenta.