Hambre por todas partes: por salvar el arroz, sacrifican a los peces en Granma
Las imágenes dejan ver un embalse y el cauce de un río aparentemente seco, a lo que se suma una gran cantidad de peces nadando en la superficie con la boca abierta; muertos -al parecer- por la falta de oxígeno
Foto ADN Cuba

La crisis alimentaria en Cuba unida a la indolencia e ineptitud  por parte del gobierno cada vez es mayor  lo que se evidencia en las constantes malas decisiones que toman, las cuales afectan a la población nacional.

 A raíz de una inquietante publicación que realizara la ingeniera química radicada en Miami Alena López, la redacción de ADN Cuba se dio la tarea de comenzar una investigación al respecto para averiguar las posibles causas que provocaron la muerte de una considerable cantidad de peces en la orilla del vaso de la infraestructura hidráulica Guisa, ubicado en la provincia Granma.

Las imágenes dejan ver un embalse y el cauce de un río aparentemente seco, a lo que se suma una gran cantidad de peces nadando en la superficie con la boca abierta; muertos -al parecer- por la falta de oxígeno. Un desastre innecesario si las autoridades implicadas hubiesen prestado atención a los especialistas del rubro quienes advirtieron que esto podía suceder.

En la publicación realizada en su perfil de Facebook  la ingeniera denuncia la irresponsabilidad de las entidades cubanas y a pesar de no especificar cual fue la que provocó el incidente; si menciona al CITMA, Flora y Fauna y Acueducto y Alcantarillado como las entidades que están fundamentalmente implicadas.

 

Al profundizar en el tema, una fuente cercana a lo ocurrido cuya identidad prefirió no fuera develada, informó a ADN Cuba que esto tuvo lugar pues autoridades en la provincia decidieron liberar parte del agua de la presa para destinarlas al riego de arroz en la llanura del Cauto. La decisión -según nos informan- fue tomada en contra de lo dictaminado por el director del embalse, quien al no estar de acuerdo con la decisión, advirtió a las autoridades en la provincia Granma que esto podía afectar a los peces. 

 

Aunque hasta la fecha no se conoce detalles de lo sucedido, ni la fecha o la cantidad de peces muertos, definitivamente las malas decisiones como esta en Cuba, quedan en territorio de nadie. Si bien en los medios oficialistas no se ha comentado nada al respecto, las imágenes del hambre en la población pulula por las redes sociales. ¿Habría sido necesario entonces por salvar la cosecha de arroz, sacrifican a tantas decenas peces que se hubiesen destinado a la población nacional?

Según refiere la FAO "en los estanques profundos, ricos en fondos orgánicos fangosos, el agua del fondo puede registrar una carencia total de oxígeno (anoxia) durante algunas semanas, y los peces no pueden vivir en ese sitio. Más adelante, cuando se produce la mezcla total de la masa de agua, esa agua anóxica puede volver a la superficie, junto con la materia orgánica descompuesta; en ese caso muchos peces pueden morir si no se los ayuda"

Al parecer al aliviar el embalse y dejarlo a una baja capacidad de agua, la masa de peces se quedó sin suficiente oxígeno lo que provocó este lamentable episodio.

La muerte de todos los peces en la presa Guisa es sólo una parte del problema pues lo más grave es la falta de respeto a las leyes ambientales en Cuba dictaminadas por la propia Asamblea Nacional: “El Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política. Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y todo el rico potencial de la naturaleza”.

La presa Guisa fue construida fundamentalmente para la regulación del río Guisa, y compensación con el embalse Corojo, destinada mayormente al riego de cultivos y abasto de agua a zonas ganaderas, Acueducto y Alcantarillado. Según menciona el sitio oficialista cubano ECURED, el principal objetivo del embalse es la regulación del río Guisa, y compensación con el embalse Corojo para el riego de cultivos de arroz, y abasto de agua a zonas ganaderas de la Empresa Pecuaria La Bayamesa, la UEB Acueducto y Alcantarillado Bayamo, Empresa Taichi S.A., el CAI Arrocero Fernando Echenique, entre otras.