Granma acusa a activistas LGBT de “verter veneno” en las redes y defiende al ICRT
El diario del régimen no deja de impresionarnos, ahora acusa a los activistas LGBT de venenosos y defiende al ICRT
Granma acusa a activistas LGBT de “verter veneno” en las redes y defiende al ICRT
 

Reproduce este artículo

Granma vuelve al ataque, como ya nos tiene acostumbrados. Al parecer la agenda mediática anda vacía en estos días y hay que llenar cuartillas con cualquier tema que evite las necesidades del pueblo o el creciente número de casos de coronavirus. Ahora, la comunidad LGBT se convierte en blanco del diario oficialista junto a otros integrantes de la sociedad civil cubana.

El artículo titulado Guerra mediática: de la racionalidad a la emotividad dice textualmente: 
“¿Les importan realmente nuestros derechos sexuales como cubanos a quienes están en las redes, detrás de esos medios digitales, y se benefician del dinero que reciben por verter veneno contra su propio pueblo? ¿Quién lucha más por esos derechos, los que postean persiguiendo, insultando y exigiendo renuncias, o una institución como el icrt, que por política del Estado produce telenovelas y emite horas de televisión para educar sobre el tema?”.

El periodista, con la típica arenga que predomina en los medios estatales, arguye que quienes desarrollan ese supuesto belicismo mediático se encargan de apelar a las emociones para provocar un sentimiento de repudio hacia el régimen, sentimiento que no es necesario despertar porque ya existe y lleva más de 60 años fraguándose y no precisamente por ninguna campaña de medios disidentes sino por el accionar de la dictadura.

“Secuestrar causas sociales y temas como el racismo, los derechos sexuales y los roles de género, cuyos logros educativos y legislativos han sido llevados adelante precisamente por su integración con las instituciones como parte de la agenda gubernamental y de la transformación que la Revolución ha producido, es otro de los objetivos. Trastocar la sensibilidad en fanatismos irracionales, para lograr que aquellos que antes fueron discriminados ahora se muestren tan o más intolerantes, en contra de las propias instituciones que defienden tales derechos”, sostiene.

El acceso a internet de los cubanos ha convertido a las redes sociales en canales de información efectivos para mostrar al mundo el verdadero rostro de la Cuba revolucionaria. Los voceros del régimen, como es el caso de quien firma el texto de Granma, sostienen que la exposición ahora al financiamiento de Estados Unidos a la comunicación contra Cuba es mayor. Por eso las muestras de disidencia el régimen las acalla con multas basadas en la Ley Mordaza o bloqueando el acceso a internet a periodistas y activistas sociales. Aunque estos métodos no han surtido el efecto esperado por la dictadura porque la ciudadanía está tomando, lentamente, su sitio en la defensa de sus derechos.

No es increíble que este texto defienda las posturas del Instituto de Radio Cine y Televisión, luego de que una de sus funcionarias Yusimy González Herrera, la Directora de Comunicación y Contenido dijera que estaban prohibidas las “voces platinadas” en los locutores masculinos de la radio oficial cubana.

“Para ser más concreta, las voces platinadas son voces blandas, suaves, voces amaneradas”, explicó González, también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, quien aclaró que no se trataba solo de los hombres locutores, sino que incluía también a periodistas y colaboradores”, expresó en un audio difundido por Otaola. La grabación ocurrió en una reunión de ese organismo y  denota la homofobia al interior de las instituciones cubanas y la visión discriminatoria del Estado en la Isla.

Recientemente el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez sostuvo que los “enemigos de la Revolución” aprovechan cualquier tema para exponer al gobierno y acusó a los movimientos sociales de impulsar las críticas al régimen.