Directiva del ICRT acusada de homófoba no se disculpa y dice que filtraron “audio manipulado”
La directora de Comunicación y Contenido del ICRT, Yusimy González, aseguró que el polémico audio filtrado esta semana donde se le escucha decir comentarios homófobos y discriminatorios, fue manipulado y que no es ella quien debe ofrecer disculpas a la comunidad LGTBIQ+
Yusimy González Herrera en entrevista con Paquito el de Cuba
 

Reproduce este artículo

La directora de Comunicación y Contenido del estatal Instituto de Radio y Televisión Cubano (ICRT), Yusimy González Herrera, aseguró que el polémico audio filtrado esta semana donde se le escucha decir comentarios homófobos y discriminatorios contra trabajadores de la radio oficialista, fue manipulado y que no es ella quien debe ofrecer disculpas a la comunidad LGTBIQ+.

Afirmó que la entidad de medios más grande del régimen, conocida por censurar escenas gais en audiovisuales cubanos y extranjeros, tienen “una política inclusiva”.

En entrevista con el reportero estatal Francisco Rodríguez Cruz, conocido en las redes como Paquito el de Cuba, la funcionaria González Herrera afirmó que quienes debían pedir disculpas eran los que difundieron un “audio manipulado”, que según ella se “utilizó para lastimar a otras personas y hacerlas sentir excluidas, para humillarlas hasta cierto punto".

La entrevista fue realizada por Rodríguez Cruz como periodista del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la institución del régimen encargada de limpiar su imagen de machismo, homofobia y persecución, dirigida por Mariela Castro, hija del general Raúl Castro y sobrina del exdictador Fidel Castro.

Poco después de publicado el adelanto en video de las declaraciones a Rodríguez Cruz, el Cenesex reconoció que en el audio filtrado con lo dicho en una reunión por la también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, Yusimy González Herrera “utiliza expresiones que pudieran ser calificadas como discriminatorias”.


“Tales situaciones nos confirman la necesidad de continuar nuestro trabajo de capacitación y sensibilización en el ICRT”, declaró el Cenesex en un breve comunicado. Además, ante las reacciones de una parte importante de la comunidad LGTBIQ+ y cubanos solidarios, que indignados ante la posición demostrada por la directiva del ICRT han pedido su renuncia, la institución regentada por Mariela Castro pidió cerrar “las puertas a cualquier manipulación que pretenda convertir estas fisuras en un arma política para desacreditar lo que hemos avanzado”.

La voz de la Directora de Comunicación y Contenido del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), Yusimy González Herrera, fue hecha pública este miércoles por Alex Otaola. El influencer reveló un audio grabado durante una reunión de ese organismo, en la que esa directiva prohibió lo que ella llama “voces platinadas” en los locutores masculinos de la radio estatal cubana.

“Para ser más concreta, las voces platinadas son voces blandas, suaves, voces amaneradas”, explicó González, también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, quien aclaró que no se trataba solo de los hombres locutores, sino que incluía también a periodistas y colaboradores.

“Hay colaboradores... ¡Señor mío! No hace un mensaje creíble. Cuando usted empieza a dibujar florecitas y colores en las voces, señor mío, el mensaje se distorsionó. No es creíble. Y si usted diseñó el programa para una voz masculina y una voz femenina: es una voz masculina y una voz femenina”.

Además de las voces, Yusimy González Herrera de manera irónica criticó lo que probablemente ella entienda como poses gays: “Más allá de las dos voces, es el 'cafeciiiiiito', la 'taciiiita', por las cuentas del rosario, señores. Y eso todavía hoy no es un problema, pero si nosotros no lo atendemos ahora, sí va a ser un problema”.

Aunque la funcionaria estatal dijo no interesarle la particular orientación sexual de cada quien, lo cierto es que se trata de un discurso profundamente homofóbico, y que definitivamente impactará negativamente a cientos de profesionales de ese medio, quienes deberán adaptarse a los modos de la masculinidad hegemónica si quieren continuar desarrollando sus carreras y conservar sus empleos.

González Herrera llevó su censura más allá, cuando afirmó que “hay directores de programas [de radio] que no concientizan que más allá de su responsabilidad creativa, tienen una responsabilidad política, ideológica, y administrativa”.

El activista cubano Isbel Díaz, opinó en ADN Cuba que “se hace evidente, de este modo, que la homofobia es una visión congruente con los cuadros ideológicos del sistema cubano, más allá de esporádicas declaraciones públicas que funcionan a modo de pinkwashing ante la opinión pública internacional”.