Diputado de Costa Rica critica acuerdo con Cuba: “coqueteo con el régimen castrista”

En respuesta a un convenio de cooperación entre la radio y televisión de Costa Rica con la de Cuba, el diputado del país centroamericano, Dragos Dolanescu, manifestó su crítica y molestia
Dragos Dolanescu, diputado de Costa Rica. Foto: Archivo/La República
 

Reproduce este artículo

En respuesta a un convenio de cooperación entre la radio y televisión de Costa Rica con la de Cuba, el diputado del país centroamericano, Dragos Dolanescu, manifestó su crítica y molestia.

Dolanescu advirtió del peligro que emana del convenio de cooperación entre el Sistema Nacional de Radio y Televisión S.A. y el estatal Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), que establece el intercambio de contenidos audiovisuales y radiofónicos realizados por cada parte, así como la promoción y difusión de los contenidos intercambiados a través de las señales de televisión, radio, plataformas digitales y redes sociales.

“Otra vez este gobierno nos muestra su coqueteo con el régimen castrista para abrirles la puerta y permitirles la entrada a operadores políticos disfrazados de maestros, doctores o agregados culturales a suelo costarricenses”, señaló el diputado, al diario El Mundo.

El legislador costarricense explicó que muchos exiliados venezolanos “nos vienen advirtiendo de las similitudes entre lo que pasó en su país hace un par de décadas y lo que está ocurriendo en Costa Rica”.

“Seamos precavidos, pues como dice el dicho costarricense: no hay almuerzo gratis”, concluyó.

El Sistema Nacional de Radio y Televisión de Costa Rica y el ICRT firmaron un acuerdo de colaboración esta semana, según informó la Embajada de Cuba en ese país.

El anuncio hecho en redes por la legación diplomática cubana expresó que “Nuestra cultura estará presente en la radio y la tv de Costa Rica” y la firma contó con la presencia de Jorge Rodríguez Hernández, embajador del régimen allí.

 

Solidaridad en la prensa tica con activistas cubanos

Por otro lado, desde la prensa tica existen fuertes críticas al sistema imperante en la isla y hacia el control hegemónico del Estado cubano sobre los medios de prensa.

En diciembre último el diario La Nación publicó una nota editorial en la que denuncia que el embajador cubano Jorge Rodríguez, “miente” en lo relacionado a los activistas pacíficos del Movimiento San Isidro en La Habana.

El medio tico rechazó un artículo difamador de Rodríguez, quien arremetió contra La Nación por reportar los abusos del régimen contra los mencionados activistas y artistas disidentes.

La Nación no es Granma, periódico oficial de la dictadura cubana. No mentimos, como lo hace Granma de forma cotidiana, ni puede el embajador decirnos sobre qué informar, como lo hacen las autoridades cubanas con su prensa sumisa. El Gobierno de Costa Rica no nos gira instrucciones, menos las vamos a aceptar de un diplomático extranjero”, expuso el medio de prensa.

 En su primer editorial sobre el tema, La Nación señaló al gobierno cubano como una “dictadura”, denunció su asalto violento a la sede del MSI para terminar la protesta, el “apagón digital” que utilizó el régimen para enmascararse, así como informó de la protesta de cientos de cubanos frente al Ministerio de Cultura, y la traición de los acuerdos por parte del castrismo.

También el diario costarricense especializado en política, El Mundo, condenó la represión a finales del 2020 contra actores de la sociedad civil en el país caribeño.

 

(Con información de Radio Televisión Martí)