Fin de otra pantomima del régimen: las provincias ya tienen gobernadores a modo
Este sábado se consolidó otra pantomima de pretendida elección democrática del régimen cubano. Tras las votaciones de ratificación, las provincias cuentan nuevamente con gobernadores y vicegobernadores
Siete de los gobernadores eran los presidentes de las extintas Asambleas Provinciales
 

Finalmente, este sábado se consolidó otra pantomima de pretendida elección democrática del régimen cubano. Tras las votaciones de ratificación, que no elección, en las distintas Asambleas Municipales del Poder Popular, ya las provincias cubanas cuentan nuevamente con gobernadores y vicegobernadores.

Ausentes del sistema político de la isla desde 1976, los nuevos roles fueron electos de manera indirecta por los delegados municipales, a partir de la propuesta del presidente, Miguel Díaz-Canel. Así quedó establecido en la constitución aprobada el pasado año, lejos de lo que muchos cubanos y cubanas demandaron en el proceso de consulta popular, donde pidieron que esos cargos, así como el propio presidente, fuesen electos de manera directa.

De acuerdo con lo reportado por la prensa oficial, este sábado las asambleas municipales se erigieron en colegios electorales y eligieron a los gobernadores y vicegobernadores de sus provincias, en base a la propuesta del presidente de la República, presentada en cada territorio por un diputado de la Asamblea Nacional.

Según el comunicado dado a conocer por el Colegio Electoral Nacional (CEN), fiel a las ironías del régimen, se trató de un “legítimo ejercicio de votación”, como consecuencia del cual todas las propuestas del presidente, vaya sorpresa, resultaron electas.

“Organización, disciplina, tranquilidad y transparencia distinguieron el sufragio, los escrutinios y cómputos de votación, en una jornada de la que también hay que destacar el trabajo de las más de 3000 autoridades electorales implicadas en el proceso”, afirmó el CEN, que además precisó que la toma de posesión de los Gobernadores y Vicegobernadores se producirá dentro del término de los 21 días siguientes a su elección.

En cuanto a los resultados, los datos del CEN dan cuenta de una participación de un 99.04 por ciento. De 12 mil 363 delegados a las Asambleas Municipales que debían votar, lo hicieron 12 mil 244.

De las boletas depositadas en las urnas, sólo 39 estuvieron en blanco y dos fueron anuladas, para un por ciento de votos válidos de 99.67.

“Resultaron votadas por todos 11 mil 625 boletas y 578 fueron selectivas”, detalló el CEN, según el cual, con el “novedoso ejercicio eleccionario de este 18 de enero”, “se refuerza la institucionalidad del país y continúan perfeccionándose los Órganos del Poder Popular”.

Así, el régimen y sus pocos líderes reales ya tienen garantizados gobernadores a modo en cada una de las provincias. Habrá que ver en la práctica cuál será el grado de autonomía real y la capacidad de gestión de cada uno en sus respectivas demarcaciones. Siete de ellos son nuevos en la más alta responsabilidad ejecutiva y administrativa a nivel provincial, mientras que el resto ya la ocupaba como presidentes de las extintas Asambleas Provinciales.